lunes, 17 de julio de 2017

TRAZOS…TIME

*El socavón que todos los gobiernos llevan a dentro 
Federico Nogueda
Por más que le rehúyan a la responsabilidad al final ella los atrapa y los exhibe, el caso del socavón del paso exprés de Cuernavaca es uno de ellos. Todo hace indicar por más que quiera justificar la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), de no haber negligencia en la obra licitada a la compañía española, Aldesa, lo hay , y tanto lo hay que se habla de la salida del secretario Ruiz Esparza, ya que el impacto del socavón viene fuerte.

Se recuerda que el impacto, es el resultado del resultado, es decir, el primer resultado de la negligencia del socavón fue el deceso de las dos personas, como obstaculizar el paso vehicular, y el impacto que es el segundo resultado, la indignación nacional por permitir tantos errores, y protestas que vendrán.
Así como los reclamos al presidente de la república, ya que es a él al final lo que le impacto todo lo que hacen sus colaboradores.
Cuando se escucha hablar al secretario de SCT en entrevistas, sobre todo la del día jueves, de plano se observa que ya no puede, se ve agobiado, acorralado con las excusas que da, como que ya quiere zafarse, como que no encuentra el camino, o quizás un: ‘ya me cansé’.
De acuerdo a datos obtenidos, la licitación la ganaron dos empresas  la empresa española Aldesa y la Eppcor  que fue la que construyeron el paso elevado exprés, aun cuando no quedaron en primer lugar, sino en quinto se les adjudicó a pesar que no era la más económica.
El presupuesto que presentaron fue de Mil 45 millones de pesos, para entregarse en julio del 2016, fecha que marcaba la licitación, pero fue entregada para abril del 2017, con un costo mayor al estipulado de 2 mil 213 millones de pesos.
Pero la constructora no para ahí, tiene la obra de la Torre de Control del Nuevo Aeropuerto Internacional de a Ciudad de México, y nada menos que la ampliación de la línea 12 del metro de la CDMEX, ustedes imagínense que cuentas va a dar.
Pero sus problemas no paran ahí, en el estado e León, en Guanajuato construyó la primera etapa del distribuidor vial Benito Juárez en León, Guanajuato,  que no se ha puesto en operación pese a que debió estar en funcionamiento desde finales del 2016; ello, debido a múltiples fracturas en el asfalto, fallas en el sistema hidráulico y hasta lozas levantadas. 
Esto es sólo dos ejemplos que esta empresa española a caído en múltiples irregularidades cada vez que construye alguna obra social, pero el dato que no es sancionada por sus irregularidades que siempre presenta en sus construcciones. 
La expresión del Socavón del paso elevado exprés en Cuernavaca, ya marcó en parte la administración del secretario de Comunicaciones y Transporte, Gerardo Ruiz Esparza, como un secretario que no pone atención estrictamente a las obras que licita el gobierno federal.
Varios partidos entre ellos el PRD y PAN están pidiendo la renuncia de este secretario y otros más nobles sus comparecencia en la Cámara de Diputados para que explique por qué licita obras a empresas que no cumplen con lo estipulado, además de no ser sancionadas por tantas irregularidades que presentan. 
Los familiares de los fallecidos, no están pidiendo indemnización sólo justicia hacia los irresponsables de todo el proceso de esa obra llamada ‘El paso exprés elevado de Cuernavaca.
¿Cuántos socavones habrá más en todas las obras que se construyen en el país?.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario