miércoles, 16 de agosto de 2017

MEMORÁNDUM

*** De calidad y trabajo.
Gerardo Ruano Cástulo
Al ser identificada como Astudillista, la diputada local, Beatriz Alarcón Adame, tiene una mayor responsabilidad sobre sus hombros. Tiene que entregar buenas cuentas de su gestión. Puesto que su trabajo es visto y calificado por muchos. Y en casi dos años, la conclusión es que ha sabido responder bien a las expectativas.

Nada en la vida es regalado. Antes de llegar a la curul, tuvo que hacer talacha. Trabajar por largos años en un equipo político. En el del Gobernador, Héctor Astudillo Flores. Su trinchera, siempre cerca de la señora, Mercedes Calvo de Astudillo, Presidenta del DIF estatal.
Hablamos de un trabajo arduo. Bastaría ver el ritmo que imprime la esposa del Mandatario Estatal. Una labor alejada de los reflectores. Ocupada también de sus tareas como profesional de la educación. Siempre firme, en las buenas y en las malas. Como ocurrió en el episodio de 2005.
Bety Alarcón, como se le conoce en el ambiente, no es una desconocida. Es una mujer talentosa y de vocación al servicio. Ya le conocían ampliamente en colonias y comunidades de la capital, mucho antes de que llegara al Congreso.
Ahora, desde su posición, como diputada local, da la razón, a quienes le brindaron la confianza y el respaldo. La avalan los resultados. Es una legisladora entregada en sus tareas. Comprometida con la gente. Se ve en las iniciativas que impulsa y la forma en que se relaciona con los capitalinos.
El tema de los niños y adolescentes ha sido su prioridad. El impulso de sancionar la alienación parental tiene un enorme sentido, en una sociedad, donde los padres separados, suelen descargar sus problemas con los hijos, a efecto de manchar la imagen del ex cónyuge.
Por donde se vea, es bueno que se tomen medidas para crear mejores ambientes a los menores. En especial, en el seno familiar. Ahí se ve la mano de la diputada Bety Alarcón. Como también, en el impulso de la custodia compartida, con la que padres separados, pueden organizarse para dar mejor atención a los hijos; reconociendo que el estar más cerca de ambos, es garantía de un mejor desarrollo; incluido el tema emocional.
En materia de gestoría social, ha dejado sentir su mano sensible y calidad humana. Es palpable la sencillez con qué camina y va al encuentro de la gente. Es una diputada altamente comprometida con el desarrollo. Por eso, está al pendiente de lo que ocurre en el tema de la infraestructura educativa. Como también, de que obras de mayor impacto social se cristalicen.
Creo, que Bety Alarcón, en su tarea de representante popular, ha caminado más kilómetros, que otros de sus homólogos, que viven de rentas por glorias del pasado y se han echado en la hamaca. Es bueno que surjan nuevos rostros. De gente de trabajo. Que aportan para bien. Y cuya sencillez se respira. Una diputada, al nivel de las circunstancias.
EN TANTO. Guillermo Reyes Villela es también un buen servidor público. Lo ha reafirmado desde la SEDESOL municipal. Es así, por su trato franco y directo con la gente. Los programas sociales llegan a donde deben llegar, sin lucro de intermediarios. Eso marca diferencia.
DE SALIDA. Mientras algunos sueñan en alianzas y demás; el único partido que muestra trabajo constante en Guerrero, en la ruta de 2018, es el PRI. El PRI que dirige con eficacia Heriberto Huicochea Vázquez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario