martes, 12 de septiembre de 2017

La austeridad ya es un sello del gobierno de Héctor Astudillo: Tulio Pérez Calvo

- En el 2018 continuarán las reducciones en gastos, adelanta.
Chilpancingo, Gro., septiembre 11 del 2017 (IRZA).- El gobierno de Guerrero estima un ahorro de 12 millones de pesos en este 2017 derivado de los 20 compromisos por la Estabilidad y el Desarrollo de Guerrero, establecidos al iniciar el año.

Este ahorro financiero, generado por reducciones en el gasto corriente y en salarios de los funcionarios, incluido el gobernador Héctor Astudillo Flores, se ha canalizado al Instituto Guerrerense del Emprendedor.
De acuerdo con el subsecretario de Administración, Tulio Samuel Pérez Calvo, el gobernador desglosará el monto de ahorro y en qué se aplicó cuando rinda su segundo informe de labores, previsto para el 27 de octubre próximo.
Informó que todas las secretarías están concentrando su información para conocer con exactitud el resultado de la política de austeridad que aplicaron en este 2017, aunque de manera preliminar estimó un ahorro de 12 millones.
La austeridad ya es un sello del gobierno de Astudillo
Aunque destacó que los resultados de este ahorro serán determinantes para replicarlo en 2018, Pérez Calvo aseguró que la política de austeridad y el óptimo manejo financiero es una “característica” del gobierno de Héctor Astudillo.
Un gobierno, agregó, que desde su inicio en octubre del 2015 ha sido responsable en el manejo financiero, que ha hecho más acciones con menor dinero y con apego a la transparencia y la rendición de cuentas.
Adelantó que el continuará la austeridad en el 2018, sobre todo por la transición del gobierno federal, lo cual reduce el ritmo del flujo financiero hacia los estados.
Deuda de ISR derivaría en reducción de personal
Pérez Calvo también precisó que el adeudo que enfrenta el gobierno estatal por concepto de Impuesto Sobre la Renta (ISR), Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) y cuotas al FOVISSSTE, no afecta la obra pública.
Dijo que la obra pública tiene “recursos federales amarrados” y que el impacto se observa en el gasto corriente porque el 95 por ciento lo provee el gobierno federal y generalmente los ingresos propios siempre son menores.
El funcionario estatal no descartó afectaciones en sueldos y salarios, que podrían derivar en “reducción de personal, en algunos casos, de contrato y otras áreas”.
También tendrían que analizar reducir aún más el consumo de combustibles, viáticos y la compra de vehículos. En síntesis, dijo, “si recibimos más descuentos de la federación tendríamos que hacer un descuento mayor al gasto”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario