viernes, 15 de septiembre de 2017

MEMORÁNDUM

*** Salvar al ser humano.
Gerardo Ruano Cástulo
Uno de los mayores enemigos del ser humano es la ignorancia. Según las estadísticas que emiten textos sobre crecimiento humano, es ésta la principal causa de muerte en el planeta. Las guerras surgen por esa razón. Las personas, solemos tomar malas decisiones por falta de luz interior. Los fenómenos naturales impactarían menos, si se desterrara la ignorancia.

Por ignorancia, el ser humano es presa de la ambición. Se deja dominar por la soberbia. Le seduce obtener las cosas más fácilmente. Ganar dinero por la vía ilícita. Quitar la vida a otros para tener poder. Hacerse de un predio en lugar de riesgo y prohibido. Se olvidan, que por más fortalezas que levanten, no habrá lugar por donde puedan evitar la llegada de la muerte. Nadie es más, ni menos. Todos tenemos la misma dignidad. Todos somos valiosos.
No es posible también, que haya quienes se mutilen por ignorancia. Creyendo que toda la responsabilidad es de otros; justificando con esto, todos los problemas que suceden alrededor de su existencia. Creo, que Dios no es un farsante o defraudador. A todos nos dio talentos.
Me agrada la idea, de que el ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios. Y contrario a los que piensan, que es importante salvar al planeta, considero, que la prioridad actual, es salvar al Ser humano. Mejorar nuestra calidad como personas.
Hoy, que vemos los efectos de los fenómenos naturales. Hace unos días el sismo. Ahora la respetable presencia del Huracán Max. Debemos admitir que hemos quebrantado el equilibrio en éste mundo. No pensemos solamente en el medio ambiente; con su flora y fauna. Sino en la lucha diaria que se libra, el uno contra el otro. El problema no está en sembrar más árboles o saber dar buen manejo a la basura, sino en generar personas con más calidad humana.
Es una lástima, que en pleno siglo XXI, cuando la misma ciencia se inclina hacia el lado espiritual del ser humano, todavía sigamos creyendo que lo correcto es subir primero a los animales al arca de Noé. La prioridad somos las personas. Porque es en el corazón donde se gesta la verdadera batalla.
Estoy convencido, no solamente porque lo diga la biblia, que la vía para recuperar el equilibrio, es el amor al prójimo. Porque, haciendo el bien, se puede aspirar a otro nivel de vida. El problema, es la impresionante ignorancia en la que vivimos. Hemos apostado a pasar por encima de los demás y nos ha ido como en feria. Le jugamos a no ser “el tonto de nadie” y hoy no aguantamos la violencia.
Queremos vivir sin mortificaciones y se nos hace sencillo establecernos en lugares de alto riesgo y prohibidos. Todo, derivado del impacto que hoy tiene la ignorancia en nuestras vidas.
Los fenómenos naturales, nos debieran recordar lo grande que somos. Hechos a imagen y semejanza de Dios. En nuestras manos está, trabajar para restablecer el equilibrio.
Y por cierto, hoy que la ciencia ya voltea hacia el terreno de lo invisible, soy de los creen que la oración, meditación y toda clase de ejercicios espirituales, son el camino para mejorar la toma de decisiones.
EN TANTO. Bien aplicado se ha visto el Gobierno Astudillista, ante la presencia del Huracán Max. Guerrero, tiene en Héctor Astudillo Flores, a un buen Gobernante. Comprometido por salvaguardar la integridad de su gente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario