martes, 26 de septiembre de 2017

MEMORÁNDUM

*** Ser solidario.
Gerardo Ruano Cástulo
Si hay algo que identifica al líder estatal del SUSPEG, Adolfo Calderón Nava, es su enorme espíritu solidario. Y lo hemos visto, durante toda su gestión. Ahora, con las familias afectadas por el deslizamiento de tierra en la barranca: el Tule. El auditorio de la organización, sirve de albergue ante la contingencia.

En los últimos años, se ha hablado del tema de la responsabilidad social, que las empresas y gremios tienen que aportar en bien de la sociedad. Deben manifestar su solidaridad en tiempos de crisis. Nada de hacerse de la vista gorda.
De eso, tiene plena conciencia el líder del SUSPEG, quien ante el paso de Ingrid y Manuel, también abrió las puertas del inmueble, para que un gran número de afectados fueran atendidos.
La responsabilidad social de Adolfo Calderón Nava, se puede ver desde diferentes ángulos. En el tema de la armonía del estado, le ha apostado a fortalecer la comunicación con el Gobernador, Héctor Astudillo Flores; y ante la situación crítica de las arcas, en razón del enorme boquete financiero que le heredaron, se ha portado a la altura de la circunstancias.
Los tiempos implican ser solidario y el líder del SUSPEG ha sido solidario. Con esto, se han venido generando beneficios para los trabajadores, y al mismo tiempo, se ha dado certeza laboral y económica. La apuesta es a favor de la reconstrucción de Guerrero.
De nueva cuenta, ante la contingencia, ha vuelto a resaltar el espíritu solidario de Adolfo Calderón. Ahí mismo en la instalaciones del Sindicato, ha estado funcionando un centro de acopio, en el que los suspegistas han generado apoyo, para los damnificados por el Huracán Max y el sismo del 19 de septiembre. Ahora, les han abierto las puertas a las familias afectadas por la contingencia en la barranca el Tule.
EN TANTO. Ahí mismo, el día de ayer, se hizo entrega de estímulos a la antigüedad, a trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo, adscritos a la sección 28 del SUSPEG. Recibieron estimulo por 10, 15, 20, 25, 30, 35, 40 y 45 años de servicio, siendo 131 los beneficiarios. Un evento de magnifico nivel, que habla del trabajo que desarrollan los suspegistas y la relación de armonía que sostienen con la autoridad, en éste caso, el alcalde Marco Antonio Leyva Mena.
Sin duda, un buen punto, para el dirigente de ésta sección, la 28, J. Natividad Adame Martínez.
POR CIERTO. El deslizamiento en la barranca el Tule, debe servir de ejemplo a los capitalinos, para tomar cartas en el asunto. La seguridad e integridad de las familias no es un juego. Esa contingencia, grave contingencia, es un fuerte llamado de atención. No es la única zona de riesgo en la ciudad. Quienes viven en áreas de alto riesgo, debieran considerar bien el tema. De entre todo, es rescatable que no se hable de víctimas. No debiéramos ser omisos.
DE SALIDA. ¿Fue buen momento, para que el diputado local, Víctor Martínez, hiciera su informe?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario