viernes, 8 de septiembre de 2017

MEMORÁNDUM

*** ¿En qué va a influir?
Gerardo Ruano Cástulo
Es evidente. El Gobernador, Héctor Astudillo Flores, ha puesto a Guerrero en un lugar distinto, al que lo encontró. Lo ha sacado de la crisis institucional y ha dado pasos importantes en el ámbito del desarrollo. Los avances se palpan en las siete regiones del Estado. Con todo y la enorme deuda financiera que le dejaron en herencia sus antecesores.

El Estado se encuentra en una ruta diferente. Se nota la recuperación de la vida institucional. Que el gobierno opera. Sus programas, acciones y obras llegan a donde deben llegar. No es casual, que los indicativos para medir el grado de pobreza, muestren a una entidad que va hacia arriba. Que se va levantando.
No se puede menospreciar o minimizar, el trabajo del Gobierno Astudillista. Mucho menos, cuando arrancó con un escenario totalmente adverso. Con graves y profundas crisis; una de las más palpables, la económica, que sigue y seguirá golpeando, porque en antaño se dejó de pagar impuestos a Hacienda. De hecho, por concepto de adeudo ancestral al ISSSTE, ya le aplicaron retención.
En pocas palabras, que el Gobernador, Héctor Astudillo, mantengan un ritmo de trabajo incansable. Fortaleciendo su relación con alcaldes, diputados y demás actores políticos, sociales, económicos y culturales, es digno de resaltar en el escenario adverso, con el que le ha tocado convivir.
Ayer mismo, daba cuenta de que ha cubierto adeudos a trabajadores del SUSPEG, que datan desde 2005, por un monto de 510 MDP. Le entró con otros 50 MDP para pagar retroactivos a pensionados y jubilados. Y se comprometió a inyectarle otros 55 MDP al ISSSPEG en diciembre, para continuar con el rescate del Instituto de Seguridad Social.
Este ejemplo, habla del buen manejo financiero de su gobierno. Que en medio de las complicaciones, la apuesta es por el camino de la transparencia y honestidad. Por eso ha alcanzado el recurso, para que la obra se vea por todos los municipios del Estado. Ese es parte del sello de trabajo del Mandatario Estatal.
El punto es, que el tema viene a colación, por la respuesta dada a reporteros, cuando le preguntaron por su participación en el proceso electoral de 2018. Su respuesta, palabras más, palabras menos, es que él está ocupado en trabajar por Guerrero. Y agregó, que en todo caso, ¿En qué puede, él influir?
Lo hemos dicho, la mejor manera que tienen los Gobernantes de retribuir a sus partidos, es haciendo buenos gobiernos. Trabajando como Dios manda. Es eso, precisamente eso, lo que está haciendo el Gobernador, Héctor Astudillo. Con la experiencia que tiene, no sufre por lo que se viene, está ocupado en lo que le toca hacer ahora; en este momento. Los resultados de su gestión, son la mejor manera de influir.
No hay necesidad de discursos. Los logros saltan a la vista. En Guerrero, se nota la presencia y trabajo de su gobierno. De un capitán que dirige por buen camino el barco. Eso, deberá valorarlo la gente, de cara al escenario de 2018.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario