lunes, 16 de octubre de 2017

SOLO UN COMENTARIO

Por Abel Romero
En el siglo XVII se adoptó el fuero constitucional en nuestra nación, con el propósito de proteger a los Diputados y Senadores los cuales se encontraban desprotegidos a causas de sus ideas y críticas por alguno que otro poder.

Pero varios siglos después todo empezó a cambiar en nuestra nación, los políticos con fuero vieron que era un buen negocio protegerse con el fuero para delinquir y evadir la justicia, fue así como empezaron a ser protectores del narcotráfico, con este grupo dividido en los cuatro puntos cardinales los cuales se dedicaron exclusivamente al tráfico de droga entre las más populares la coca, cristal y marihuana, los gobernantes fueron más haya de ser solo socios y crearon los grupos llamados delincuencia organizada  al exterior del poder del estado, donde su eslogan lo dice todo organización empezaron los secuestros, empezaron con empresarios que no eran afines a sus ideas políticas, trata de blanca con vía a la prostitución, los cobros de piso en este rubro entraron todo tipo de comercio desde un bolero hasta el más alto comerciante, estas organizaciones con el tiempo empezaron a crear su propio poder con una fuerza ilimitada saliéndosele del control al supremo gobierno el cual hasta hoy en día está pagando las consecuencias. 
Pero ahí no acaba todo el gobierno federal encabezado por el presidente de la república, buscaron la manera de darle fueron constitucional a los ministros de la suprema corte, magistrados, y Procuradores Generales de la República y Gobernadores con este poder se adueñaron del país y para que todas estas atrocidades fueran legales dentro del ámbito que les confiere la constitución política de nuestra nación fue mutilada a conveniencia de los que han tenido el poder sin tomar en cuenta al pueblo que es el verdadero poder pero como este no reclama sus derechos no hay delito que perseguir,  con estos los mexicanos se quedaron a merced del poder amparado por un gobierno corrupto, sin tener el coraje para reclamar el derecho que tenemos como sociedad.
Eso nos convierte en borregos del sistema disfrazado de partidos políticos los cuales les sirven al gobierno en turno y por esa sumisión les entregan grandes prebenda a través de instituciones disfrazadas como legales dentro del mismo marco jurídico.
Aunado a eso los que se dicen protectores del populacho, se jubilan con seis años de servicio con unos sueldos que sobrepasan los 300. Mil pesos mensuales, mientras el jodido pueblo se le permite jubilarse a los 30 años con un mísero salario de 1,200 a 5,000 pesos mensuales y en pleno siglo 21 esa raquítica jubilación está a punto de desaparecer, mas no así la de los que ocupan el poder.
Algunos mexicanos todavía creen en los milagros que por la vía pacifica el gobierno dejara el poder cuando un cuche traga mierda aunque le quemen el asico no dejara de hacerlo, y es lo que pasa con nuestros gobernantes tienen el poder de las armas, dinero, y el amparo de la ley que ellos mismo constituyeron.
Loa mexicanos todavía no tenemos la capacidad política mucho menos el coraje para exigir al gobierno lo que por derecho nos corresponde por lo cual somos sumisos, callados, y obediente por eso permitimos que los partidos políticos hagan sus acomodos por debajo de la mesa y las elecciones son un solo simulacro,  sin permitirle al pueblo una verdadera democracia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario