lunes, 16 de octubre de 2017

TRAZOS…TIME

*Apropósito de alcaldes Omisos
Federico Nogueda
Gobernar en tiempos de la violencia o inseguridad, queda muy claro que es sumamente complicado para los alcaldes, por el mismo riesgo que implica enfrentar los fenómenos que rodean las circunstancias de la violencia.

Pero se debe de dejar claro, que una cosa es lo temerario que resulta llevar una administración ante cierta magnitud de estar rosando o conviviendo con el fenómeno de la inseguridad, y otra la responsabilidad constitucional de conducir, administrar y prevenir las políticas de un municipio.
Ya que las irresponsabilidades u omisiones que han caído varios alcaldes a lo largo del estado de Guerrero durante estos ya dos años de sus gobiernos, han dejado en la ciudadanía, según sea el caso, una fuerte apreciación de irresponsabilidad, falta de vocación, como desinterés en resolver los problemas en sus municipios.
Los casos en especial de los alcaldes de Chilpancingo, Marco Leyva y en Acapulco, Evodio Velázquez, son sin duda: ‘Dos caras de una misma moneda’, ambos se vuelven místicos o característicos de acuerdo al sentir de la ciudadanía, del desinterés de gobernar y de la omisión a la hora de enfrentar sus respectivas responsabilidades.
Ahora bien: ‘Dos caras de una misma moneda’, se refiere a ese fenómeno o cultura que ya se arraigó en algunos municipios, a esa manera de ver de llegar a una alcaldía, sólo para procurar un proyecto personal, llámese político o social.
Y esto implica por supuesto, ver todo aquello que critican los ciudadanos, agrupaciones civiles, como el decirles pésimos gobernantes, corruptos, con mucho nepotismo, que están sólo beneficiando su proyecto y a sus familiares en su mayoría, sólo con unas contadas excepciones de alcaldes más precavidos y quizás honestos.
El probable de juicio político que se está preparando en contra del alcalde de Chilpancingo, por algunos partidos políticos, no es otra cosa al final el resultado de su conducir administrativo, político, como económico de su municipio.
Es todo aquello que ya sembró, es todo aquello que ya le viene, esa soberbia y a veces falta de atención para no decir desprecio por la gente que lo rodea, eso es simplemente.
Pero como dijo el dirigente estatal del PRI en Guerrero, Heriberto Huicochea Vázquez, si se está pidiendo juicio político en contra del alcalde de Chilpancingo, también se debe de empezar un juicio contra el alcalde de Acapulco, Evodio, porque como ya lo hemos dicho en párrafos anteriores, son: ‘Dos caras de una misma moneda’.
Y finalmente la ciudadanía tendrá la mayor razón, de acuerdo a lo que ha experimentado con cada administración, que aquí nos tocó trazar…punto sobre punto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario