miércoles, 15 de noviembre de 2017

MEMORÁNDUM

***Mastache; arriba en tendencias del SUSPEG.
Gerardo Ruano Cástulo
En 15 días, los suspegistas elegirán a su nuevo líder estatal. Y lo harán mediante el voto libre y secreto, dentro de sus respectivas asambleas seccionales. En una jornada simultánea, que se registrará el día 30 de noviembre. Las tendencias favorecen a la Planilla Verde, con su candidato, David Martínez MASTACHE.
La medición de las campañas marca una gran diferencia. Se palpan los altos consensos alcanzados por la planilla verde. Se respira el ambiente de ánimo a favor del maestro oriundo de Iguala. Es la campaña que ha llegado a más trabajadores. Que ha emprendido más contacto directo con las bases. La que presenta propuestas y desglosa la forma en que se pueden concretar.
El impacto de la campaña de MASTACHE, ha reafirmado que es el candidato natural de los suspegistas. El que se ha formado en el Sindicato. El que ha sabido, servir bien desde las responsabilidades que le han sido conferidas. El maestro sencillo. La persona humilde. El amigo que trabaja de frente.
Resulta increíble, que para algunos hayan pasado de noche los cambios en la vida del SUSPEG. Es decir, que la vida democrática es una realidad. Los trabajadores son quienes deciden en las urnas. Luego entonces, es absurdo que a alguien se le adjudique el sello de ser candidato oficial o impuesto.
Hoy, la vida democrática del SUSPEG demanda de ganar consensos. De estar en contacto permanente con la base. De hacer bien la tarea que te toca. Y todo eso, es lo que ha hecho David Martínez MASTACHE, en el transcurso de su carrera político-sindical.
Su candidatura, hay que decirlo, emerge por el alto consenso alcanzado entre líderes seccionales y líderes naturales de la organización. Y su mayor carta de recomendación, han sido sus acciones. Su trabajo transparente y honesto. Su responsabilidad y eficiencia. Nada de un telefonazo desde la parte patronal. Nada de un grupo ajeno.
La confiabilidad se gana. La confiabilidad se trabaja. No se obtiene gritando, ni pateando puertas. Mucho menos, con discursos de quejas y lamentaciones. Se gana con calidad humana. Esa es la fortaleza del candidato de la planilla verde; que se ve reflejado en las emotivas muestras de afecto que encuentra a diario, en los diferentes eventos de campaña.
La apuesta de MASTACHE es dar un cambio cualitativo al SUSPEG. Desterrar la pachorra y tratos que han lesionado al sindicato. Saquemos conclusión, ¿Por qué se registraron más planillas, por encima de lo imaginado? ¿Buscan acaso esa vía para negociar? Ya no es tiempo de mercenarios y oportunistas.
Las tendencias son claras. Así lo reafirma la guerra sucia. Pero, se han encontrado con un candidato, MASTACHE, de valor. De valor, por su calidad humana. De valor, para emprender el proceso de cambio que se anhela en el SUSPEG. Y de valor, para haberse levantado, del duro golpe que le propinó la vida. Es el candidato de la gran MAYORÍA de los suspegistas; el de la planilla verde; quien se enfila hacia el triunfo electoral.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario