lunes, 4 de diciembre de 2017

SIPEA, Capítulo Zihuatanejo… Corte de Caja


“La misión del poeta es nombrar lo innombrable, denunciar el engaño, tomar partido, iniciar discusiones, dar forma al mundo e impedir que duerma… Que gran celebración, felicidades por el evento”. Alberto García.
Con la emoción todavía en alto voltaje, hoy le pedimos al padre tiempo que detenga un poquito su marcha eterna, para agradecerle a Guillermo Coria Contreras y a SIPEA, Capítulo Zihuatanejo, la insustituible e inolvidable vivencia que nos ha marcado el alma.
Pero vamos por partes, y reflexionamos que la justicia social va por delante, y lo decimos en murmullo y lo gritamos a los cuatro vientos, que nos sentimos muy orgullosos de la labor cultural de Guillermo Coria Contreras, y nos imaginamos cuantas noches le daba vueltas a la cabeza, primero para decidir que el XI Encuentro Poético de SIPEA fuera en Zihuatanejo, y otras tantas noches, cuando ya se había decidido que la sede fuera este hermoso “lugar de mujeres”… ahora, cómo cimentar su desarrollo, a quiénes recurrir, siendo que las instituciones de cultura a nivel local, estatal y federal tienen la obligación de apoyar y fomentar estas actividades comunitarias…. Y lo vimos, y lo sentimos y nos contagiamos de la labor de Memo, en su andar organizativo, siempre pensante, permanentemente hacedor de las realidades que marcaran el rumbo de este magno evento. Ya estaba cerquísima el día de la inauguración, y Guillermo aún andaba solicitando el cumplimiento de lo prometido por las autoridades civiles y culturales, en una labor titánica y admirable.
 Y la admiración es general y permanente, porque organizar este tipo de eventos no es nada pero nada fácil. Y Guillermo Coria tuvo el valor, el coraje, el arrojo y la decisión inquebrantable de regalarle a Zihuatanejo grandes jornadas de encuentro y reconocimiento entre artistas y familias de Latinoamérica, con poetas excelsos, con mujeres preciosas y talentosas en el difícil arte poético, con artistas de todas las edades en los campos del canto, el baile, la música, la pintura, la escultura, la artesanía, el modelado y la hermosa magia de la convivencia humana.
 Y ya aparece Isidoro Barrera para ser el complemento ideal en el desarrollo de estas inolvidables jornadas artísticas y culturales, lo que se le agradece con el corazón en la mano.
 Aquí tuvimos el agrado de tener a decenas de postulantes de la academia, la poesía y la ecología, con voces disímbolas para cantarle a la mujer, al amor, a la tierra querida, a los padres, abuelos, hijos y nietos, para hablar del medio ambiente y reflexionar sobre la ecología, la naturales y las bondades humanas, para denunciar los atracos oficiales, el olvido y la omisión gubernamental, enriquecidos ¿para qué? Porque al fin tienen la caja fuerte llena pero el alma rota y vergonzosa, en fin.
 Ha sido hermoso versar en los renglones de la patria con el maestro Manuel Salvador Leyva y poder saludar a Nancy Ramos Boerr, Jorge Baeza y Edith Maciel, entre La Soledad de Maciel y las playas de la Barra del Potosí, Las Gatas y Playa Quieta… poder abrazar a Rubén Passino y a Graciela Nassif… y recibir la letra poética de Graciela Genta, poetisa uruguaya y portentosa, que aunque no pudo asistir, si mando su poesía A México, donde declara su amor por nuestro país.
 Y en este corte de caja, sólo queda decir: Gracias Guillermo Coria Contreras, Gracias SIPEA, 2017… pronto se verán en noviembre de 2018 en Guayaquil Ecuador. Un abrazooooooooooo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario