martes, 9 de enero de 2018

TUMBANDO CAÑA

MAL Toma por asalto el ayuntamiento y después huye
Juan Antelmo García Castro
De manera inédita en la historia moderna del Municipio de Chilpancingo, la mañana de ayer el alcalde con licencia, Marco Antonio Leyva (MAL), irrumpió con un puñado de seguidores (algunos de ellos por cierto, individuos mal encarados) en la sede presidencial, anunciando que a partir de esos momentos retomaba el poder municipal…
En una acción temeraria, imprudente, provocadora y evidentemente porril, amén de majadera, porque al tomar Marco Antonio Leyva por asalto las oficinas centrales del Ayuntamiento, se encontraba presente el alcalde suplente, Jesús Tejeda Vargas, que atónito no daba crédito al burdo cabildazo perpetrado por MAL y sus porros institucionales, quienes en todo momento hicieron alarde -como es costumbre en él y en sus subalternos- de soberbia y prepotencia…Sin embargo, MAL sólo estuvo por unos minutos sentado en la silla que dice le pertenece por voluntad del pueblo, ya que uno de sus asistentes lo alertó que se encaminaba hacia el Ayuntamiento un irritado grupo de ciudadanos que iban decididos a desalojarlos a garrotazo limpio, y por aquello de “no te entumas” Leyva Mena y sus valientes acompañantes decidieron emprender ipso facto las de Villadiego, es decir optaron por la graciosa huida, no sin antes expresar MAL la frase célebre del General Douglas  MacArthur: “me voy pero volveré”…Efectivamente, el aviso fue real, ya que minutos después arribó al Ayuntamiento citadino encabezando a un nutrido contingente de comerciantes, el aguerrido y polémico político Pioquinto Damián Huato, quien llegó preguntando dónde estaba el sinvergüenza de Marco Antonio Leyva porque lo iban a sacar a patadas, advirtiendo que si MAL vuelve a tomar por asalto la sede edilicia lo desalojarán violentamente, ofreciendo todo el apoyo al angustiado presidente suplente, Jesús Tejeda Vargas, quien nunca perdió la cordura durante el tiempo que duró la grotesca irrupción de Leyva Mena y seguidores, mismo que antes de abandonar palacio municipal dio lectura a un comunicado al estilo Comandante revolucionario en la clandestinidad, del cual me permito destacar algunos significativos párrafos: “El día de hoy he notificado al Honorable Congreso del Estado de Guerrero mi reincorporación a mis funciones como Presidente Municipal de Chilpancingo Guerrero. Lo he hecho con las atribuciones legales amparadas en la Constitución General de la República, en la Constitución del Estado de Guerrero, con la voluntad que el pueblo de Chilpancingo expresó en el pasado proceso electoral haciendo uso de su soberanía. He decidido regresar por los infundios permanentes del adversario político, por intentar utilizar la difamación y la calumnia como herramienta para conseguir sus fines sumados a la instrumentación de adelantar tiempos de auditorías y aparatos coercitivos para dañar y desaparecer del mapa político a los que consideran no adversarios sino enemigos de sus visiones egocéntricas del poder. Se a lo que me enfrento. A un aparato dirigido desde el ángulo más oscuro del poder en el estado. A su dinero, a la red de intereses y voracidad de ambiciones, a promesas de negocios o candidaturas que nunca se cumplirán y serán instrumentos de llevar a cabo felonías a cambio de humo que los harán arrepentirse después. No tengo miedo. Miedo es vivir en la vergüenza de no luchar y permitir avanzar una injusticia. Por eso encargo mi seguridad al gobierno de la República: he dejado con un notario de la ciudad de México la historia de mis conflictos políticos, no tengo otros, y el interés que se podría tener, hoy o mañana, en mi desaparición. Invito a todos los actores políticos y sociales a actuar juntos porque nuestra capital tenga las condiciones de gobernabilidad y estabilidad que merece, Tengamos unidad de esfuerzos por el bien mayor que es Chilpancingo. Hagamos a un lado las diferencias, es momento de trabajar, no es hora de enfrentarnos unos a otros, mientras perdemos tiempo en el conflicto afuera hay personas que mueren, desaparecen o son desplazados, los hogares se llenan de luto y el dolor y la desesperación priva en las familias de Guerrero, mi mano, por Chilpancingo, siempre estará tendida para el diálogo que fortalece, que construye y consolida, recuperemos nuestros antiguos sueños, enderecemos el paso por el camino correcto y en ello, no vamos a flaquear o fracasar, tarde o temprano la victoria será nuestra hasta el final y en ello, ni un paso atrás.
Hasta la Victoria Siempre”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario