viernes, 8 de junio de 2018

A M L O – M A N Í A


Hoy viernes 8 de junio del año en curso se espera con ansia la visita promocional de la campaña del que en su momento fue considerado el segundo mejor alcalde del mundo, por la City Mayors 2004, a Zihuatanejo, en que seguramente se verá abarrotada hasta las lámparas la explanada municipal, en el mero corazón del hermoso “lugar de mujeres”.

Y es motivo de orgullo recibir a tan denotada figura política, que es aspirante y seguro ganador en la contienda por la presidencia de México, bajo los siguientes argumentos que toda persona con sentido común puede reflexionar…
Andrés Manuel López Obrador es una persona de comprobada honradez y honestidad, como se ha demostrado oportuna y abiertamente entre personas, instituciones, investigadores, espías, especuladores, partidos políticos y prensa nacional e internacional, lo que ya es una ventaja determinante y definitiva, en estos tiempos.
De la misma manera, López Obrador encarna una cualidad que los demás contendientes no pueden ofrecer ni en sueños… Andrés Manuel es la voz de la esperanza, si, de la gran esperanza que reconcilie a los mexicanos a través de su ejemplo, como lo ha pregonado entre susurros y a los cuatro vientos, a la vez que unifique los intereses legales y legítimos de la ciudadanía que se encuentra agraviada por tanto sinvergüenza y cínico homo-corruptus, dando paso a la esperanza convertida en realidad; esperanzas a los inversionistas, que difícilmente van a cambiar de aires sus micro o macro-inversiones, pues México sigue siendo un paraíso industrial y comercial para ellos, pero ahora invitados por Andrés Manuel a conciliar sus intereses con los trabajadores mexicanos, dentro de la justicia y la legalidad transparente, y que sea para bien. Además, López Obrador personifica la esperanza en los valores universales de la justicia social, la democracia, la transparencia, el diálogo y la afirmación de los ideales más anhelados entre los hombres y mujeres que cruzan la luz de la esperanza, tener paz y seguridad, como únicos requisitos para proyectar las bondades de los seres humanos en México.
 Ante los retos de la modernidad y los vertiginosos ritmos de vida, Andrés Manuel es el único candidato que se convierte en el sinónimo de la certeza y la esperanza en la sociedad mexicana… lo que los demás candidatos no pueden ni ofrecer, pues tras ochenta años de gobiernos corruptos, olvidadizos y omisos, es difícil creerles que ahora sí actuarán dentro de los marcos de la honradez, honestidad, dignidad y el decoro… que con su pan se lo coman.
 Y todos estamos invitados a esta feria ciudadana de la esperanza; nos vemos hoy viernes en Zihuatanejo, desde las 16:00 horas en la cancha municipal, afirmando, reafirmando y confirmando la gran esperanza para México que representa Andrés Manuel López Obrador.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario