martes, 28 de agosto de 2018

Embarcaciones para deportes acuáticos cumplen con permisos vigentes y de seguridad: VHMO

Por Enrique Guevara Ayvar
Todas la embarcaciones que laboran en actividades marítimas deportivas entre ellas las lanchas que jalan los paracaídas lo hacen mediante un permiso de turismo náutico con un certificado de seguridad marítima vigente, afirmo Víctor Hugo Mendoza Otero, encargado de la oficina de capitanía de puerto en Ixtapa Zihuatanejo quien agrego que los permisos han estado vigentes durante muchos años y todos cumplen con sus permisos.

El capitán Mendoza Otero hizo referencia a un accidente reciente donde un paracaídas cae al agua porque la hélice enrollo un cable accidentalmente provocando que el ocupante resultara con heridas sin consideración, agregando que la embarcación y el capitán de la misma lancha mantenían su permiso vigente así como el certificado de seguridad y al corriente en sus pagos.
Explicar que en los últimos accidentes en paracaídas de playa como al propietario como el más reciente en playa El Palmar de Ixtapa, dijo que en el tema de esta embarcación, aun se indaga mediante el procedimiento administrativo levantando actas al operador de la embarcación a los dos lesionados que dijeron que hubo un empropelamiento que provoco que la lancha se amarrara y detuviera su marcha.
Mendoza Otero dijo que ellos no quisieran que esta fuera una situación constante pero son riesgosos ese tipo de actividades  como el paracaídas con vuelos en los que entran en investigación aeronáutica civil, capitanía de puerto por el tema de la lancha donde el usuario que contrata el servicio firma una responsiva que le hace saber los factores en contra como el humano ,mecánico y las condiciones climatológicas con rachas de viento y situaciones que no están en un control con  variables que no están inmersas en ese tipo de actividades.
Dijo que las personas que se suben a ese tipo de deportes, hasta cierto punto saben de los riesgos que enfrenta, similares a los que puede enfrentar un conductor en carretera cuyos vehículos llevan documentos en regla pero en este caso una falla mecánica en la lancha hace la diferencia entre accidentes carreteros a los que suceden el actividades marítimas donde son menores.
Finalmente el entrevistado explica la forma en que sucedió el accidente en paracaídas donde después los lesionados aceptan que el operador de la lancha no pretendió lesionarlos aunque estos turistas cayeron al agua donde fueron jalados por la corriente a las rocas y se golpearon pese a llevar chalecos salvavidas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario