miércoles, 1 de agosto de 2018

Se movilizan activistas en contra de los asesinatos de mujeres


Chilpancingo, Gro., julio 31 del 2018 (IRZA).- En sólo 24 horas el número de mujeres asesinadas en Guerrero, con presunción de feminicidios, se incrementó de 137 a 140. Este martes, feministas aglutinadas en diversas organizaciones contra la violencia hacia mujeres, exigieron al gobierno estatal y a los municipales poner en marcha un plan emergente ante el grave incremento de asesinatos de féminas.

Las mujeres pidieron además frenar también las desapariciones y recordaron los casos de las señoras Joela y Gudelia de 50 y 60 años de edad, respectivamente, quienes hace unos días perdieron contacto con sus familiares en esta capital, así como el de una joven de 22 años que este lunes cumplió un mes de desaparecida, también en esta ciudad.
Este martes, aquí, dos mujeres fueron encontradas asesinadas con huellas de tortura dentro de un taxi sobre la lateral norte sur del bulevar Vicente Guerrero; mientras que en la comunidad de El Capulín, municipio de Tlacoachistlahuaca una mujer de la Red estatal Kinal Antsetik y empleada del Programa federal Prospera, fue bajada de un vehículo del servicio público de pasajeros y asesinada, informó la dirigente de esta agrupación Hermelinda Tiburcio Cayetano.
La activista Tiburcio Cayetano dijo que en municipios indígenas como Cochoapa el Grande, Tlacoachistlahuaca y Ometepec, también se suscitan asesinatos de mujeres que emigran de sus comunidades a estudiar “y simplemente aparecen muertas” sin que se sumen a los registros estadísticos y sin que esos casos sean reportados en los medios de comunicación.
La presidenta de la Asociación Guerrerense contra la Violencia hacia las Mujeres, Marina Reyna Aguilar, dijo que en breve se reunirán con el fiscal general de Guerrero para plantearle algunos puntos de preocupación como el caso de las mujeres desaparecidas, así como la atención que debe brindarle a las familias de las víctimas.
Lamentó que no funcione el Protocolo Alba, a cargo de la Fiscalía, que en julio del 2016 el gobernador Héctor Astudillo puso en marcha y que consistiría en activar mecanismos de protocolos en el caso de desaparición de mujeres, para posibilitar que se les encuentre con vida.
De la Asociación Aliadas por la Justicia, María Luisa Garfias Marín, sostuvo que a partir de la desapariciones de Ciudad Juárez, Chihuahua, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) solicitó al gobierno de México activar esta alerta, sin embargo, los domicilios y la calle siguen siendo espacios de muerte para mujeres: “las mujeres tenemos miedo de salir a las calles y abordar un taxi porque las autoridades no han actuado”.
Y señaló que a nivel nacional Guerrero se ubica en el lugar dos en cuanto a feminicidios, sólo por debajo del Estado de México.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario