jueves, 13 de septiembre de 2018

Pide Toño Gaspar a sus colaboradores que sean respetuosos con MAL y su gente

*“No nos toca enjuiciar a nadie”, señala.
Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro., septiembre 12 del 2018 (IRZA).- El gobierno del alcalde electo de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, no “enjuiciará” a su antecesor, el aun priista Marco Antonio Leyva Mena, para quien pidió “respeto”.

A través de una transmisión en vivo desde su cuenta personal del Facebook, Gapar Beltrán compartió la reunión que sostuvo con integrantes de su gabinete, a quienes les pidió que sean respetuosos de la administración saliente.
“Yo les encargo mucho (y) voy a pedirles que sean respetuosos. No nos toca enjuiciar a nadie, no nos toca denostar a nadie; no nos toca aplicar la ley”, resaltó el alcalde electo Antonio Gaspar.
Prosiguió: “Nosotros somos una instancia administrativa y hay una autoridad judicial encargada de atender las observaciones, si es que las hubiera”. No obstante, rechazó que este llamado responda a algún tipo de acuerdo con Leyva Mena.
Su propósito, dijo, es la cordialidad y el buen trato porque aspira a que cuando su administración concluya, en 2021, el trato hacia él y colaboradores sea digno y de respeto como ahora lo está empeñando.
Luego, en una breve entrevista, dijo que tendrá 30 días para presentar las observaciones que deriven del proceso de entrega-recepción, pero reiteró que no compitió en los comicios del 1 de julio para ser fiscal o auditor.
Por lo que adelantó: “en los casos de que encontremos observaciones anormales (de la administración del alcalde Leyva Mena) las haremos saber a la autoridad, que no haya menor duda en eso”.
Inquietan protestas de trabajadores
En ese sentido reconoció que a 18 días de rendir protesta como presidente municipal de Chilpancingo, le “inquietan” las protestas de los trabajadores del Ayuntamiento, quienes reclaman el pago puntual de su salario.
Dijo que por esa razón y “abusando de la buena disposición” del alcalde en funciones Marco Antonio Leyva Mena”, el martes, a través de los síndicos, regidores y más cercanos colaboradores propuestos, pidió un informe financiero preliminar.
Le interesa saber monto del ahorro o presupuesto proporcional que dejará el alcalde Leyva Mena para el pago de prestaciones y aguinaldos de fin de año, así como el estatus de comprobación del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad Pública (Fortaseg).
Advirtió el riesgo de que Chilpancingo pudiera dejar de recibir los 500 millones de pesos del Fortaseg por falta de comprobación. Precisó que todo el estado financiero y administrativo del Ayuntamiento se reflejará en la entrega-recepción, pero que por ahora le interesan esos dos temas de manera especial.
Sobre el adeudo millonario del gobierno municipal con el Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG), Gaspar Beltrán dijo que le apostará al “oficio político y a la sensibilidad” de las autoridades estatales.
También se comprometió con la ciudadanía a ejercer correctamente los recursos públicos a partir de que inicie su mandato porque “ya no estamos en los tiempos de andar inventando cosas”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario