viernes, 5 de octubre de 2018

CONTEXTO POLÍTICO

AMLO-Astudillo-Amílcar: ¿trabajo conjunto?
Por Efraín Flores Iglesias
En política no hay sorpresas, sino sorprendidos. Y eso quedó muy claro durante la visita que realizó Andrés Manuel López Obrador, el miércoles 3 en Acapulco.

“Amílcar (Sandoval Ballesteros) tiene la indicación de ser muy respetuoso del gobernador. Quien manda por voluntad del pueblo de Guerrero en este estado es el gobernador Héctor Astudillo y, ser respetuoso de eso, no se trata de crear un poder paralelo, un poder dual”, dijo durante la reunión que sostuvo con el mandatario estatal, diputados locales y federales, senadores, funcionarios estatales y el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán.
Los más sorprendidos fueron algunos legisladores de Morena, quienes desde el 1 de julio han estado muy alzaditos.
El presidente de la República electo, a quien los legisladores de Morena le deben el escaño que ocupan en el Congreso local y en el Congreso de la Unión, no les mandó a decir lo que pensaba. Se los dijo de frente.
El mensaje de López Obrador fue de unidad y respeto al que gobierna en Guerrero.
La elección ya pasó. Es tiempo de que todos los representantes populares electos el pasado 1 de julio sumen esfuerzos para que la entidad salga adelante.
Morena es mayoría en el Congreso del Estado y Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros es quien preside la Junta de Coordinación Política (Jucopo), lo que antes fue la Presidencia de la Comisión de Gobierno. 
Antes del 1 de diciembre, Pablo Amílcar solicitará licencia como legislador local para asumir el cargo de delegado único del gobierno federal en el estado, por lo que tendrá que asumir un papel de conciliador.
Como legislador ha sido crítico de algunas decisiones tomadas por el gobernador Héctor Astudillo, algo que no sorprende, ya que Morena pretende llegar al gobierno de la entidad en 2021. Y Pablo Amílcar, sin decirlo públicamente, busca esa posición. 
Posterior al encuentro que López Obrador sostuvo con el gobernador Astudillo, legisladores y funcionarios estatales en el salón Cholula del Centro de Convenciones de Acapulco, encabezó un evento ante de miles de seguidores en el zócalo porteño para reiterarles que no les va a fallar y que va a cumplir los compromisos que hizo en campaña.
Además, pidió contener los ánimos cuando les habló de la reunión con el gobernador. 
“Yo no puedo venir a Guerrero y no ver al gobernador porque eso sería faltarle el respeto a una autoridad”, dijo.
Todo indica que López Obrador ya está asumiendo su verdadero papel de presidente electo, dejando a un lado el discurso partidista y de agitador social. Y eso habla bien de él, porque no se puede tener un presidente electo bravucón y un pueblo lleno de odio.
Ojalá Pablo Amílcar Sandoval haya entendido el mensaje de su guía político y cambie el discurso antisistema, pues a partir del 1 de diciembre será parte de un gobierno y/o de la nueva mafia del poder que mandará en el país.
Lo importante de todo es que entre Andrés Manuel López Obrador y Héctor Astudillo Flores hay entendimiento para trabajar de manera coordinada y sin pleitos. ENTRE OTRAS COSAS… El reparto de las 33 comisiones legislativas no avanza en el Congreso local. La fracción parlamentaria de Morena quiere 17, he ahí el problema. El PRD y el PRI se oponen. A ver en qué termina todo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario