martes, 2 de octubre de 2018

Hoyanco en la calle Baltazar R Leyva Mancilla pone en peligro a pequeñines de un Kínder


Fabián Trigo/IRZA
Chilpancingo, Gro., octubre 01 del 2018 (IRZA).- Un tremendo hoyo en la calle Baltazar R Leyva Mancilla, en esta ciudad, a escasos dos metros de la entrada principal del jardín de niños Juan N Álvarez, puede ser peligroso para los pequeñines que ahí estudian y para los transeúntes.

Durante una denuncia que realizaron padres de familia del jardín de niños Juan N Álvarez y comerciantes de esa zona, dijeron que hace poco más de un mes el hoyo ha incrementado su diámetro. Los comerciantes dieron a conocer que realizaron la denuncia correspondiente ante las autoridades de Protección Civil del municipio y otras dependencias, quienes los ignoraron.
Los paterfamilia y docentes acordonaron el hoyanco con una cinta amarilla a manera de aviso de peligro, también para los conductores de vehículos.
De esa oquedad escapan olores nauseabundos que causan molestia en el vecindario y a los educandos del Jardín de Niños y a sus profesores, ya que por el fondo corren las aguas negras de los drenajes del vecindario, de los establecimientos comerciales que por decenas se cuentan en ese céntrico sector de la ciudad.
Ese drenaje forma parte de la barranca de Apatzingo que hace 50 años estaba a cielo abierto, pero que fue cubierta por planchas de concreto.
La barranca de Apatzingo inicia en la parte alta del oriente de la ciudad, más arriba de las instalaciones del SUSPEG (barrio de San Mateo), atraviesa bajo la calle Baltasar R Leyva Mancilla y la avenida Alemán, sigue por una callejuela que va de la Pedro Ascencio al edificio de la Universidad Pedagógica Nacional, y baja por la 18 de marzo hasta desembocar en el río Huacapa.
Una comerciante recordó que esa barranca en septiembre de 1971 se desbordó y causó la muerte de decenas de personas.
Hoy los padres de familia lanzan un grito de auxilio a tiempo, temen que ese hoyo de la Leyva Mancilla se agrande, que llueva con fuerza y que el torrente se desborde con todo el peligro que eso puede significar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario