miércoles, 6 de febrero de 2019

MEMORÁNDUM

***Calidad humana; el perfil
Gerardo Ruano Cástulo
En medio de lo que se pueda decir, creo que el Gobernador, Héctor Astudillo Flores, no solamente ha privilegiado ubicar a sus activos en lugares claves de su administración. Sino que viene refrendando el perfil que ha puesto como medida. 

Existen diferentes puntos de vista. Algo bueno, en una sociedad que vive en libertad. Pero la gran mayoría, parece coincidir, en que los gobernantes se deben rodear de gente de confianza. De quienes le garanticen lealtad, traducida en resultados. 
Se aduce, que los gobernantes deben tener colaboradores confiables. Con poder de iniciativa. Con talento y capacidad para la responsabilidad asignada. Lo más importante; que posean atributos propios de gran calidad humana. Entre estos, sencillez, humildad y accesibilidad. Lo que garantiza, en primer plano, buena atención a la ciudadanía. 
Por eso, César Armenta Adame es hoy jefe de la oficina de recaudación de la zona centro, ubicada en Chilpancingo. Porque no se trata solamente de saber cobrar y cuidar los pesos. Sino de dar buen trato a la gente. 
César Armenta es un político que sabe escuchar. Al que le gusta recibir y atender a la gente. Es de los que apuestan a buscar siempre soluciones. Es, en pocas palabras, una persona confiable. 
César Armenta es un político de gran carácter. Ha trabajado desde abajo. Por lo mismo; por su sencillez y humildad, quienes le conocen, saben de su calidad humana. Saben que los cargos públicos, siempre, como debe ser, los pone al servicio de los demás. 
César Armenta, es ejemplo, del mensaje que viene enviando el Gobernador, en el reacomodo que realiza en el gobierno. No solamente se trata de personajes identificados por ser Astudillistas, sino identificados por una mística de trabajo. Un estilo. Un parámetro que ha marcado el mandatario estatal. 
No se trata pues de amiguismo. Sino de lealtad, insisto, traducida en resultados. Y como ejemplo, desde la oficina de recaudación de Chilpancingo, fluyen noticias de muy buena atención a la gente. De un servidor público, que goza de mucho aprecio entre la gente. En razón de su calidad como persona.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario