miércoles, 10 de abril de 2019

MEMORÁNDUM

***Inevitable reconocimiento.
Gerardo Ruano Cástulo.
El turismo en Guerrero es permanente. Lo indican los 13 millones de visitantes, en promedio, que vienen durante todo el año. Acapulco es la joya más preciada; por su impacto internacional, es el corazón del tianguis turístico. Hoy, el atractivo que ha hecho posible, rebasar las expectativas del magno evento.

La cantidad extraordinaria de citas que se han registrado, por la oferta del tianguis, es muy buena noticia. Lo es, porque el país necesita del turismo. Guerrero requiere de la fortaleza de este sector y que los visitantes se desborden en los distintos puntos turísticos.
Detrás del éxito del tianguis, por los resultados que se han generado, está la magnífica organización. La aplicación del gobierno Astudillista. Desde que se supo, que Acapulco sería otra vez la sede, los esfuerzos se encaminaron para generar la mejor versión del tianguis. La mejor de la historia. Todo, bajo el liderazgo del Gobernador, Héctor Astudillo Flores.
Se debe observar, sin mezquindad, lo hecho durante los últimos tres años. El turismo ha tenido lugar especial para el gobierno Astudillista. Con esto, han regresado los cruceros. Se han mantenido los vuelos. Los eventos de gran talla llegan. La inversión privada reafirma la confianza en el gobierno, metiendo lana en mega proyectos.
La mano del gobierno Astudillista se ve en la infraestructura. Se notan cambios en Acapulco. También se ven en Zihuatanejo. A Taxco se le ha metido el brazo con todo, a raíz del sismo del 19 de septiembre.
La costa chica no se puede quejar por la inversión en infraestructura carretera. Hoy está mejor comunicada. La Costa grande tampoco se puede quejar por inversión. Y atención en momentos de contingencias.
Nada es fruto de la casualidad. Si el turismo apuesta a venir durante todo el año, a los distintos puntos del estado, es porque además del impacto Natural de lo que tenemos, se ha trabajado para mejorar los servicios. Ahí está la gestión de la funcional carretera Puebla-Acapulco; de gran impacto en el turismo nacional.
Los cambios positivos, que se han venido generando en los últimos tres años, en el sector turístico de Guerrero, presagiaban una versión extraordinaria del Tianguis turístico. Es así, porque ante el trabajo, era la consecuencia inevitable. Cómo inevitable es, reconocer el liderazgo del Gobernador, Héctor Astudillo Flores, que lleva el barco hacia buen puerto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario