lunes, 22 de julio de 2019

ZONA CERO

*La Guardia Nacional, de la esperanza al pesimismo
Roberto Santos
Los acontecimientos sangrientos sucedidos en Acapulco y Chilpancingo en estos últimos días pueden generar en la población que de la esperanza pase a la incertidumbre.
Se ha generado tanta expectativa en la Guardia Nacional acerca de que su llegada influiría en reducir los niveles de inseguridad que pronto puede generar en la población ese estado derrotista al creer que no será posible terminar con el riesgo cotidiano que enfrenta ante la delincuencia.

Si esta corporación resultante de la estrategia del gobierno federal para lo cual tuvieron que realizarse cambios constitucionales, ha llegado a los estados con bombo y platillo pero su accionar solo se reduce a patrullar ciertos espacios públicos y regresar a su cuartel, así como actuar si se les llama o si los atacan, parece que no se está comprendiendo la demanda ni el sentir de la población.
Muchos se convencieron de que sí es posible combatir la delincuencia con mayor estrategia y operatividad.
Pero ante la ausencia de esta corporación es posible que emerja una actitud pesimista de la sociedad por su poca efectividad hasta el momento.
Una corporación limitada en su actuación, sin estrategia ni inteligencia no va a servir a la sociedad.
La delincuencia no se podrá abatir solo con recorridos en las calles y avenidas.
Menos si le dan toda la ventaja a quienes se dedican a delinquir frente a una GN acotada e incapaz de responder.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario