jueves, 15 de agosto de 2019

Avanza huelga de hambre de directivos de la Secundaria “Raymundo Abarca Alarcón”

Berenice Reyes/IRZA 

Chilpancingo, Gro., agosto 14 del 2019 (IRZA).- El director y subdirector de la Escuela Secundaria “Raymundo Abarca Alarcón”, Jerónimo Aguilar Rabadán y César Gustavo Bello Sánchez, cumplieron este miércoles más de 24 horas en huelga de hambre, en exigencia de que la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG) lo reinstale en el cargo.

Ambos directivos sostienen que con su destitución están lacerando sus derechos laborales y exigen un procedimiento apegado a la normatividad. 
Los maestros argumentaron que han sido hostigados, amenazados y sufrido acoso laboral por parte de autoridades de la SEG, quienes dieron cumplimiento a su salida. 
Al director Aguilar Rabadán, con 36 años de servicio, lo acusaron de haber emitido un nombramiento indebido del subdirector, a quien comisionó en ese cargo cuando culminó su comisión. 
Aguilar Rabadán dejó de consumir alimentos desde el martes a las 13:00 horas y exige la atención inmediata de las autoridades pertinentes. 
Cerca de la medianoche del martes, el director se trasladó a su casa para dormir tres horas, y desde las 4 de la madrugada regresó a la institución para continuar con su movimiento. 
Señaló que alrededor de esa hora de la madrugada recibió una llamada del secretario de Educación en Guerrero, Arturo Salgado Urióstegui, indicándole que sería reinstalado, pero le pidió que abandonara el ayuno. 


Por su parte, el subdirector, Cesar Gustavo Bello Sánchez, con 26 años y siete meses en el cargo, dijo que el 31 de diciembre venció su comisión de subdirector, y al no renovarse el director le indicó que se mantuviera trabajando en esa área. 
Los trabajadores no quisieron abundar en el tema respecto a que la causa de su salida fue no aceptar a una docente presuntamente “recomendada” por la subsecretaria de Educación Básica, Beatriz Alarcón Adame. 
Los maestros demandaron al secretario de Educación en la entidad, Arturo Salgado Urióstegui, su intervención inmediata para resolver esta situación.
De acuerdo con las acusaciones de la Contraloría Interna, al subdirector se le acusa de haber firmado documentación, como constancias de alumnos para los padres de familia que así lo solicitaban, en ausencia del director. 
“De acuerdo con las autoridades educativas, me acusan supuestamente 56 padres por usurpación de funciones, de un total de 2 mil papás y mamás. También por no cumplir con mis clases, cuando yo siempre he estado cumpliendo con mis labores”, aseveró. 
Los maestros se quejaron de las formas que tuvo el supervisor, Ismael Vivar para dirigirse a ellos, al informarles e impedirles los accesos a la institución y a la Supervisión Escolar, el martes. 
Añadieron que esperarían una respuesta por parte de la SEG y aseguraron que en el caso del director, al contar con un nombramiento, no procedía esta indicación de su salida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario