jueves, 15 de agosto de 2019

Recomiendan reparar la bóveda de la barranca de Apatzingo

Fernando Polanco Ochoa/IRZA

Chilpancingo, Gro., agosto 14 del 2019 (IRZA).- El “socavón” que dejó la fuerte lluvia de este miércoles en la prolongación de la calle Raymundo Abarca Alarcón, del Centro de esta capital, se debió a la exagerada acumulación de basura en la estructura interior del cauce de la barranca Apatzingo, concluye un dictamen preliminar del catedrático y especialista en mecánica de suelo, Roberto Arroyo Matus.

La información fue proporcionada durante la reunión de evaluación que encabezó el alcalde Antonio Gaspar Beltrán en la Sala de Cabildos del Palacio Municipal, a la que asistió el secretario de Protección Civil estatal, Marco César Mayares Salvador.
También participó el coronel Carlos Díaz Estrada, comandante del Sexto Batallón de Ingenieros de Combate de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quien anunció la implementación del Plan D-N-III en esa zona.
El alcalde Gaspar dijo que con el gobernador Héctor Astudillo Flores harán las gestiones “al más alto nivel” para acceder a recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) para atender a los vecinos y el desperfecto de la calle.
“Recibí la llamada del gobernador para enfatizarme su disposición y su apoyo para las acciones que tengamos que realizar. No vamos a cesar en el ánimo de que este asunto sea atendido y resuelto lo más pronto posible”, confirmó.
Gaspar recordó que al inicio de su gobierno ordenó un estudio de mecánica de suelo en la calle Raymundo Abarca Alarcón, con lo cual logró el acompañamiento del gobernador Astudillo para gestionar recursos del Fondo Metropolitano para reforzar el cauce de la barranca, cuya inversión se calcula en 50 millones de pesos.
En esta misma reunión, informó que el catedrático y especialista en mecánica de suelo, Roberto Arroyo Matus, encabezará los trabajos de reparación y reforzamiento del encauzamiento de la barranca.
En tanto, el secretario de Protección Civil, Marco César Mayares Salvador, informó que por instrucción del gobernador Héctor Astudillo, la prioridad es garantizar la seguridad e integridad de las familias afectadas, principalmente de los dos viviendas ubicadas cerca del “socavón”, que en realidad es una superposición de las placas de concreto que cubren la barranca de Apatzingo, sobre la calle Prolongación Raymundo Abarca Alarcón que une a la Pedro Ascencio con la 18 de Marzo.
“No hay daño estructural en las casas, pero por seguridad estamos evacuando dos inmuebles, uno de tres niveles y otro de cuatro niveles, para garantizar seguridad de las personas. Estamos preparados para habilitar un refugio temporal, pero no es la necesidad ni el requerimiento de los vecinos”, explicó.
Del “socavón”, Mayares aseguró que “no es un problema reciente” y que desde hace 4 años han realizado estudios y dictámenes. En ese sentido, reconoció la dedicación y entrega del gobierno del alcalde Antonio Gaspar, el cual “ya estaba realizando trabajos de reparación previos a esta situación, y obviamente, en este aspecto habla de que tenemos que moderar la velocidad del agua (en la barranca) para evitar un daño estructural (en su encauzamiento con estructura de concreto)”.
Informó que a partir de este mismo miércoles colocarían un encostalillado para evitar un deslizamiento mayor de tierra dentro de la bóveda de la barranca, en el cual, enfatizó, “no hay algún daño estructural”, pero recomendó revisarlas constantemente.
Por su parte, el catedrático y especialista en mecánica de suelo, Roberto Arroyo Matus, informó que el “socavón” se debió a la “ruptura de un tramo de muro de mampostería”, el cual generó también “la obstrucción del encauzamiento de la barranca”.
Indicó que el encauzamiento tiene 60 años de antigüedad y presenta importante erosión en los muros de mampostería en varios tramos, además de que se ha perdido el estampeado -la capa que recubre la superficie inferior, el piso del cauce, que es de concreto-.
“Mucho de este problema se ha generado porque hay una cantidad enorme de basura que se acumula al interior de este encauzamiento y genera grandes velocidades en el agua. El muro está bien hecho; sin embargo, el problema principal es la acumulación de basura que ha generado daño al estampeado, a la base de este encauzamiento. Es importante iniciar los trabajos de reparación”, recomendó.
El coronel Carlos Díaz Estrada, comandante del Sexto Batallón de Ingenieros de Combate, anunció la implementación del Plan D-N-III, que consta de tres fases: prevención, auxilio a la población y recuperación. “Apoyaremos en todo momento al señor presidente municipal en todas las necesidades que tenga por disposición de la Secretaría de la Defensa Nacional y por instrucción del general Juan Manuel Rico Gámez, comandante de la Novena Región Militar”.
Cabe mencionar que en esta reunión también participaron vecinos de la calle Raymundo Abarca Alarcón, quienes reconocieron “la reacción inmediata de este gobierno municipal” y manifestaron su confianza de que no se les dejará solos. “Estaremos pendientes de los trabajos que se van a hacer y vamos a acatar todas las recomendaciones que se nos hagan”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario