jueves, 1 de agosto de 2019

ZONA CERO

*En Morena una tribu teme perder la candidatura  a la gubernatura.
*Adela Román y Nestora, en la jugada dentro de Morena.
Roberto Santos
Se entiende que haya quienes traten de desplazar esa culpa que ya les agobia y les causa angustia cuando de lo que está en juego es la candidatura a la gubernatura.
En la medida que los tiempos devoren su poca capacidad de maniobra y de ejecución de un programa, es esa medida crecerá el nivel de rechazo y de resistencia para mantenerse en el cargo.

Morena en Guerrero está tan dividida que la suerte de un funcionario será motivo de alegría para otros, pues en los hechos representará un competidor menos para los cargos de elección y para nombrar a quien competirá para la gubernatura del estado. 
En realidad no es la inseguridad lo que les preocupa. 
Lo que les crea incertidumbre y temor es perder la candidatura que ya creían segura y por eso salen diariamente a tratar de despistar al respetable público para que no se den cuenta de los errores que se cometen en la distribución de fertilizantes y demás programas sociales.
Y al parecer ya no hay vuelta atrás ni manera de solucionar algo que ya falló.
Veremos pues como otros se irán posicionando ante la aceptación del jefe máximo de este partido para la siguiente elección, que ya se juega desde ahora.
En este escenario se encuentra el gasolinero Luis Walton Aburto, de Movimiento Ciudadano, como un personaje cercano al Peje y que puede ubicarse entre aquellos que de verdad pueden ser candidateables para el 2021, en posible alianza de MC y Morena.
Aunque el espectro es amplio, las mujeres en Morena están bien posicionadas, como es el caso de Adela Román, quien también es cercana del presidente de la República, y posee formación académica sólida.
Ella está realizando un gran esfuerzo por devolver la gobernabilidad mediante la aplicación de la ley en el puerto de Acapulco, algo que ya hacía falta.
Cierto es que depende de los resultados que ofrezca en materia de seguridad y la tranquilidad al municipio de Acapulco –y para eso necesita la actuación de verdad de la Guardia Nacional– así como normar la actuación de los negocios que no han respetado la ley en su funcionamiento.
Obra pública, trabajo social, playas limpias y mayor turismo serán factores que beneficiará la economía del municipio que gobierna.
Ese es el reto que Román Ocampo se ha impuesto y en esa medida tendrá mayor oportunidad de ser considerada para competir por la candidatura a la gubernatura por su partido. 
Por su parte, la senadora Nestora Salgado, ex coordinadora de la policía comunitaria de Olinalá, también trae su corazoncito latiendo para ser tomada en cuenta en la selección de la candidatura a gobernador, y se ha hecho notar por el interés demostrado por los campesinos cuando señaló duramente el retraso en la entrega del fertilizante.
Nestora es controversial por su pasado inmediato y por las acusaciones que recibió por varias personas que resultaron afectadas en su actuación como policía comunitaria.
Pero eso no le impide estar en la jugada interna de su partido para jugar una mejor posición.
Félix Salgado es otro activo de Morena. Es el más activo de todos y ha anunciado que recorrerá el estado para posicionarse en el electorado. 
El Senador apuesta a ser más conocido que los otros participantes y así poder ser elegido candidato. 
En fin, los movimientos en el ajedrez político apenas inician. Estos cada vez serán más intensos y poco a poco darán pistas acerca de quiénes van ganando mejores posiciones en la lucha electoral que se avecina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario