martes, 24 de septiembre de 2019

Necesario conservar la barrera protectora contra de fenómenos hidrometeorológicos


*Urge protección a zonas de mangle.
Zihuatanejo, Gro.- La actividad humana ha afectado la barrera natural que protege de efectos de los ciclones y huracanes, línea que también es hábitat para un sinfín de especies y que delimita la costa por lo que es necesaria su preservación y restauración de zonas de mangle.

El Hidrobiólogo Hugo Cesar García Jaramillo, director y fundador del Centro de Investigación Oceanográfica del Pacífico Mexicano, explicó que los mangles son el conjunto de ecosistemas compuestos por árboles con raíces expuestas que albergan fauna, filtran el agua y protegen de fenómenos hidrometeorológicos.
Remarcó que al fijar sus raíces en la costa forma humedales y con el tiempo se transforma en una barrera entre el mar y la zona de costa.
La importancia de la conservación es porque que sin ello, la erosión en esta franja se aceleraría con los fenómenos naturales, como son los huracanes, de los cuales esta línea arbustiva es una barrera natural.
En la actualidad hay muchas zonas donde se requiere mucho trabajo y reforestación.
En los trabajos de cuidado a este ecosistema se deben involucrar, no solo las autoridades, también la sociedad civil y ante todo los empresarios que puedan invertir en la restauración.
Dijo que como centro de investigación están promoviendo la restauración de la zona costera para mitigar los problemas que puedan generar un huracán o ciclón, de forma natural estos fenómenos fungen como un termostato para regular la temperatura de los océanos.
Los manglares han sido invadidos por infraestructura hotelera y ese es uno de los factores que han sido afectados por la actividad humana.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario