miércoles, 22 de enero de 2020

ZONA CERO

*Insabi en Guerrero, con el apoyo del gobernado
Roberto Santos
Una de los programas que no terminan de cuajar en la 4T es el relacionado con la salud y propiamente el Instituto de Salud para el Bienestar, al tal grado de que el algunos estados ha recibido el rechazo por parte de los gobernadores, principalmente panistas, con lo que se pueden quedar sin recursos federales para este programa.

En el estado de Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores, contrario a otros mandatarios, asegura que lo va a apoyar en su nacimiento y en su desarrollo.
Con esto el gobernador una vez más demuestra que prefiere trabajar en coordinación con el gobierno federal, y ofrecer todo su respaldo como una muestra más de que se puede gobernar en la diferencia y pluralidad política. 
Para enfrentar el problema de algunas enfermedades como cáncer, Astudillo Flores ha dado indicaciones al secretario de Salud para que atienda esta problemática y apoye a las familias que tienen pacientes con este tipo de enfermedades.
Su idea es que encontrar mecanismos que le den sostenimiento a ese asunto, mientras se consolida la compra de medicamentos consolidados.
El gobernador ha demostrado que el dinero es para aplicarlo en las acciones sociales, y ha dicho que seguirá aportando el recurso que correspondía al Seguro Popular para el Insabi y pueda seguir funcionando en Guerrero, mientras se normaliza.
Reconoce que uno de los problemas es la escasez de medicinas y la Secretaría de Salud en el estado ha hecho todo lo posible para ir acomodando medicamentos, de tal manera que se pueda esperar la llegada de la primera compra de éstos.
Sin embargo, aunque el gobernador reconoce dudas de carácter administrativo y laboral, están en espera de reuniones próximas con funcionarios federales para aclararlas, y por vía de mientras, ha adelantado que su administración no desprotegerá a los trabajadores de este programa. 
Además, Guerrero no tiene deudas con el Seguro Popular, como otros estados que fueron evidenciados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, con deudas millonarias en materia de salud.
Por su parte, el Secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos ha señalado que no serán despedidos trabajadores del extinto Seguro Popular y que se han coordinado las diferentes instancias para asegurar el cumplimiento de dicho acuerdo.
 Los trabajadores van a seguir laborando y serán contratados por la Secretaria de Salud, ya no por el Seguro Popular, donde los que estaban en afiliación serán capacitados por la Organización Panamericana de la Salud para ser parte del área de promoción. 
Y los médicos, enfermeras o psicólogos serán incorporados al primer nivel de atención para fortalecer la atención primaria a la salud y la medicina de primer contacto.
Otros permanecerán en hospitales, centros de salud y en hospitales de la comunidad, ha dicho Pintos Soberanis.
La contratación de estos profesionistas será de tres meses, y después de que se conozcan las reglas más claras se sabrá cómo serán las condiciones de estos trabajadores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario