jueves, 6 de febrero de 2020

Retrasan contratos a enfermeros vacunadores


Las deficiencias conque están actuando los funcionarios públicos en la  transición administrativa de lo que fue el programa de Seguro Popular al nuevo Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), podría derivar en la presencia de enfermedades que estaban erradicadas o epidemias, denunciaron trabajadores del Programa de Vacunación Universal a los que se han negado recontratar y por ende la vacunación está suspendida.

Los quejosos se apostaron el día de ayer en la puerta principal del edificio de la Secretaría de Salud y dijeron que son más de 600 los trabajadores del Programa de Vacunación que a los que les han negado la posibilidad de firmar sus contratos, ello a pesar de que cada año se firman antes del día 15 de enero.
El “ahorro” en salarios por los 600 trabajadores              que no ha sido contratados podría derivar en la presencia de enfermedades que están erradicadas como la Poliomielitis o que regresen contagios masivos de Sarampión, “la falta de contratación a nosotros nos afecta en lo económico, pero a los niños que no reciban las vacunas les afectará en su salud, se pone en riesgo su vida, su futuro”.
La acción de protesta, inició a las 7 de la mañana con la participación de cerca de 100 de los enfermeros a los que se han negado a recontratar, ahí anunciaron que el plantón será por tiempo indefinido hasta que las autoridades se presenten y se inicie la firma de contratos.
Exigieron la presencia del titular de la Secretaría de Salud del gobierno federal, Jorge Alcocer Varela; del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell; y del secretario de Salud estatal, Carlos de la Peña Pintos, que son los que tiene capacidad de atender su demanda,
Uno de los enfermeros indicó que durante años han trabajado mediante un sistema de contratos de cinco meses y medio, con lo que el gobierno evade su responsabilidad de generar derechos laborales, pues a los seis meses con un día se produce una basificación automática, con el descanso de 15 días que les da se rompe la relación laboral y se inicia una nueva al mes siguiente.
Los enfermeros laboraron hasta el 31 de diciembre, fecha en que feneció el contrato, después de eso esperaban que antes del día 15 de enero se firmara el nuevo documento, lo que no ocurrió y en las oficinas centrales sólo les pidieron que esperaran debido a la falta de recursos, “ya se fue todo el mes de enero y siguen en la dinámica de “esperen porque no hay recursos” y además de que eso nos coloca en una situación de vulnerabilidad económica, se tiene detenidas las actividades que realizamos todos los días”.
Los inconformes expresaron que no hay razones para no haber firmado un nuevo contrato pues, si bien el Seguro Popular desapareció, su estructura fue absorbida por el recién creado Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), además recordaron que el presupuesto de este año ya fue aprobado, por lo que no aceptan el argumento de que no hay recursos para pagarles.
Los enfermeros explicaron que tienen un salario de 3 mil pesos quincenales, monto sobre el que les aplican un descuento bancario, por lo que reciben finalmente 2 mil 900 pesos, aunado a que ellos aportan los gastos que generan sus traslados a las comunidades

No hay comentarios.:

Publicar un comentario