martes, 24 de marzo de 2020

COMUNICADO

FRENTE A LAS CONSECUENCIAS SANITARIAS Y FINANCIERAS PROVOCADAS POR EL COVID-19, EL GPPRD PROPONE AL GOBIERNO FEDERAL LAS SIGUIENTES MEDIDAS PARA EVITAR UNA CRISIS ECONÓMICA:

Ante la incontenible propagación del Coronavirus (Covid-19) y la virulencia con que ha sacudido los mercados financieros desde el 12 de marzo a la fecha; en el mundo, bancos centrales, ministros de finanzas, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, entre otros, han reaccionado con celeridad para proponer medidas contra cíclicas para reactivar la economía, pues la desaceleración económica es global.

El Banco Central de Estados Unidos, la Reserva Federal, ya había reducido sus tasas líderes en medio punto porcentual el 3 de marzo, pero ante la profundidad que se vislumbra en la  economía, el 15 de marzo, en otra reunión extraordinaria, redujo de cero a 0.25% por ciento la tasa de referencia para estimular la inversión.
En este escenario de incertidumbre e inusitada turbulencia en los mercados financieros, que no se sabe cuánto durará, pero que se refleja por ejemplo, en la cotización del dólar, que ayer alcanzó un máximo histórico de 24.78 pesos por dólar; y pérdidas en todas las bolsas de valores del mundo, incluyendo México.
Y, por si algo faltara, la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, han derrumbado el precio internacional del petróleo, asestándole a la mezcla mexicana de petróleo una baja de 40 dólares a 23, para seguir descendiendo a 15.8 dólares por barril (20-03-2020), que cabe subrayar, está muy por abajo del precio aprobado por el Congreso de la Unión, de 49 dólares por barril, el cual fue la base sobre la cual se estimaron los ingresos petroleros en la Ley de Ingresos.
En México, ya no se discute, si tendremos un freno económico (recesión), pues hasta el presidente estadounidense, Donald Trump, renuente en un principio a reconocer la gravedad del CONAVID-19, ahora desesperadamente cierra fronteras, cancela vuelos de Europa, entre otros, pero lo más importante desplegó un plan económico anticrisis, consistente en la reducción y devolución de impuestos; créditos a empresas pequeñas, medianas y grandes,  de todos los sectores, pero fundamentalmente al sector industrial, sin omitir apoyos económicos a la población vulnerable y con escasos ingresos.
Contadas son las estimaciones que anticipan un crecimiento positivo, aunque muy frágil, para México. Entre ellas están las del FMI, Banco de México, OCDE. Pero se apilan los pronósticos con decrecimiento, incluso  más sombríos que para el resto de América Latina, con niveles de (-) 4.5%, según lo auguran numerosos bancos y consultoras internacionales . 
El desplome del precio del petróleo, ha repercutido velozmente en el riesgo-país de México, al situarlo, al cierre del 13 de marzo, en 522 puntos (base), su nivel más alto en lo que va del año, repuntando 118 puntos respecto a la semana anterior, lo que abona la probabilidad de degradación de la calificación creditica de Pemex a bonos “chatarra”, lo cual encarecerá dramáticamente su deuda, al elevarase la tasa de interés, pero también, por la devaluación del peso respecto al dólar, cuyo valor acumula 25% al alza, de principios de marzo a la fecha, poniendo, también en focos rojos la deuda soberana del país.
La conjunción de todo lo anterior complicará, sin duda, el cumplimiento de proyectos de inversión, como la construcción de la refinería de Dos Bocas, los proyectos del Tren Maya, y el aeropuerto de Santa Lucía.  Por ello, el PRD, hace un llamado al Gobierno Federal a actuar con sensatez y posponerlos o mínimo a redimensionarlos.

Ante el desconocimiento de la profundidad y la duración a la crisis sanitaria y financiera, que se está materializando en una crisis económica, las y los legisladores del GPPRD, proponemos las siguientes medidas para reactivar la economía nacional:

1. Aplicar un paquete de estímulos fiscales a Pequeñas y Medianas Empresas, así como a personas físicas que formen parte del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) consistentes, en el aplazamiento del pago del Impuesto sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), dependiendo de la prolongación del freno económico y de la disminución de sus ventas.
2. Crear un fondo de apoyo crediticio dependiente de la Secretaría de Economía, para Pymes proveedoras de servicios turísticos, como restaurantes, comercios, agencias y actividades productivas, entre otras.
3. Incluir medidas de estímulo fiscal a las empresas que realicen inversiones en adquisición de maquinaria y equipo, en construcción, turismo, entre otras.
4. Incluir medidas de estímulo fiscal para Pequeñas y medianas empresas (Pymes) que realicen inversiones en adquisición de maquinaria y equipo, en construcción, turismo, industria, entre otras.
5. Diseñar un plan especial de apoyos crediticios para las pequeñas y medianas empresas, a fin de que estas cuenten con liquidez durante las bajas en las ventas durante este periodo crítico, y sostengan su actividad, pues este segmento aporta al menos el 70% del empleo.
6. Eliminar el impuesto a las gasolinas y el diésel (IEPS) o, al menos, reducir las cuotas que se cobran por litro, para fomentar a empresas con la reducción de los costos del transporte, pues de acuerdo con la Encuesta de Ingreso y Gasto de los Hogares en México, es el segundo rubro en donde más gastan los hogares mexicanos, después de alimentos.
7. En este sentido, sería conveniente, que el gobierno blinde los canales de distribución para asegurar el abasto en los principales puntos de venta al menudeo para evitar la escasez, así como reforzar las funciones de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en lo relative a la vigilancia, superivisión, y en su defecto, sancione y castigue las acciones abusivas, especulativas, que afecten la economía familiar.
8. Emitir la brevedad el paquete de Infraestructura del Sector Energético, e incluir las inversiones en hidrocarburos y el sector eléctrico.
9. Reanudar cuanto antes las asociaciones de Pemex con otras empresas nacionales y extranjeras, así como las rondas petroleras. 
10. Dar marcha atrás, a la brevedad, las medidas que atentan en contra de los estímulos a la generación de energía eléctrica por parte de la inversión privada por medio de fuentes de energía renovables.

Se hace un llamado a:
11. A la Secretaria de Salud y a Hacienda y Crédito Público a que ejerzan el presupuesto del Sector Salud, aprobado por la Cámara de Diputados, pues en enero de este año, según las cifras disponibles, se habían dejado de gastar más de 3 mil 374 millones de pesos, equivalente a   57.7%.

12. Igualmente, a todas las empresas y productores en general, se les convoca a no  elevar precios en la progresiva fase crítica sanitaria, y de vulnerabilidad económica y social que se avecina; así como emprender acciones solidarias tendientes a mantener el empleo  de las y los trabajadores para que su ingreso no se vea mermado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario