viernes, 15 de mayo de 2020

MEMORÁNDUM

***Lo que ha costado
Gerardo Ruano Cástulo
El Gobernador, Héctor Astudillo Flores, recibió el estado en la situación más complicada, que lo haya recibido otro Mandatario. Y recuerdo bien, la información que fluía del equipo que trabajaba en la planeación, en el periodo de transición.
Los temas eran claves: seguridad en primer término. Por supuesto, regresar la estabilidad social, con la vida institucional. Recuperar la imagen de la investidura de Gobernador. Se hablaba también, de temas de prevención, porque Guerrero no escapa a los fenómenos naturales, como sismos y tormentas. Se planteaba, desde ahí, un gobierno con idea. Con visión. Con planeación y buena organización. Tal como sucede, cuando existe un liderazgo que inspira y da certeza. Desde ese entonces, el Gobernador Héctor Astudillo anunciaba trabajar de tiempo completo por Guerrero. La situación era candente y no permitía tiempo para distracciones. Esa aplicación permanente en sus tareas; y el que su equipo esté afinado, le han permitido al gobierno Astudillista tener buenos saldos.  La vida institucional no regresó sin esfuerzo. Las cifras en seguridad no mejoran con tronar los dedos. La obra pública no se hace sola. Los programas sociales no surgen y se hacen de la nada. Las contingencias no se superan con simple buena voluntad. La reconstrucción después del sismo no se debió a un deseo. La cifra impresionante de escuelas construidas y reconstruidas no son un flan. Como tampoco lo es, todo el trabajo intenso de asistencia social que ha desarrollado el DIF, con su Presidenta, Sra. Mercedes Calvo de Astudillo. Llegar a un punto, donde se habla de trabajo y coordinación. De suma de esfuerzos. De que el gobierno estatal lidera con eficiencia el tema de la pandemia del covid-19; si regresamos la vista cuatro años atrás, podremos valorar en su justa dimensión, lo que se ha hecho en Guerrero y por Guerrero, durante el gobierno Astudillista. El sello de la actual administración estatal es de trabajo y aplicación permanente. La reconstrucción del estado ha permitido un escenario de unidad. Como debe ser para enfrentar los retos y desafíos. Lo del coronavirus es un tema de alta tensión mundial. En medio de eso, y nuestra negligencia como sociedad; es bueno contar con buen liderazgo en el gobierno. El Gobernador está ahí, en la primera línea de combate. Las acciones ante la pandemia son permanentes. Se trabaja de forma intensa. No hay reposo. Y el llamado a la responsabilidad de todos es constante. El Gobernador Héctor Astudillo, está ahí, atento. Sumamente comprometido con su gente. No es casual, que haya señalado, que no hay condiciones para regresar a clases el primero de junio. Ahí está el líder. Haciendo todos los días su trabajo. Y llevando con buen ritmo a su equipo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario