jueves, 7 de mayo de 2020

MEMORÁNDUM

***Hacia adelante
Gerardo Ruano Cástulo
Cuando se aprobó el presupuesto del año pasado, y se supo que rubros como el turismo serían severamente castigados, el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, sacó la casta. Tenía enfrente el tianguis turístico y lejos de resignarse o cruzarse de brazos, salió al frente, para asegurar que Acapulco haría la mejor versión de la historia del tianguis.
La historia nos cuenta, que la actitud y trabajo del mandatario estatal fueron una gran inyección de ánimo para su equipo y el sector. Los resultados fueron sumamente positivos. La misma federación acabó por reconocer el gran trabajo que se hace en la entidad. La buena guía y liderazgo del Gobernador. No en vano, el Secretario Torruco, se dio vuelo en la tirolesa imponente sobre el mar, del puerto más bonito del mundo. El hecho, no es solo una hoja del libro de 2019. Es ejemplo, de que al Gobernador le interesa y ocupa el tema económico. Le interesa el turismo. Es un hecho,  que le ha dolido cerrar playas, cancelar vuelos, visita de cruceros y demás actividad turística. Pero, ahora ante la pandemia del Covid-19, no hay alternativa. Es la única forma de disminuir la cantidad de contagios. La movilidad de las personas es el vehículo ideal para el coronavirus. Ante eso, el Gobernador ha asumido la responsabilidad. Su prioridad es salvaguardar vidas. El tema es de alto voltaje. Y las medidas han sido dolorosas. Pero el escenario impone respeto. Impone esas medidas. Y una aplicación total, como lo está haciendo el gobierno Astudillista. En ese marco, el golpe a la economía es tremendo. El turismo padece la crudeza de la situación. En medio de todo eso, como sucedió en aquella ocasión del recorte presupuestal y golpe brutal a la promoción turística, existe la certeza del trabajo de un Gobernador que no está cruzado de brazos. De un líder que ha gestionado ya créditos para las empresas. De un hombre, que ante la adversidad, siempre ha dicho, vamos hacia adelante. Así es el Gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario