martes, 21 de julio de 2020

FORO POLITICO

Eréndida y Amílcar: Latifundistas Urbanos
Por Salomón García Gálvez
Irma Eréndira y Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros Secretaria de la Función Pública y Delegado Federal en esta entidad, en tiempo récord han logrado adquirir bienes inmuebles (residencias, casas, edificios, departamentos y terrenos de alta plusvalía) no solo en la CDMX sino también en Guerrero, lo cual fue revelado por el diario Reforma y constituye un escándalo de corrupción a nivel nacional.

Ambos consanguíneos, millonarios, pertenecen al gobierno federal de la Cuarta Transformación y son aspirantes a la candidatura por la gubernatura de Guerrero.
La primera en ser descubierta de poseer propiedades por un monto superior a los 60 millones de pesos fue Eréndira Sandoval junto con su esposo estadunidense John Hackerman, lo cual es un escándalo, porque la fortuna en bienes inmuebles de ambos no la justifican bajo ninguna forma. Este matrimonio pertenece al partido Morena y se cobijan bajo el manto protector del presidente AMLO.
A Pablo Amílcar, se le descubrió que es propietario de una finca de tres niveles en la Colonia Vista al Mar en Acapulco, misma que no incluyó en su declaración patrimonial.
La mansión podría tener un valor superior a los 3 millones de pesos, pero ante el RegistroPúblico oficial la valuaron en la ridícula cantidad de tres mil 219 pesos. No existe avalúo bancario de tal propiedad, o de algún despacho certificado.
Y por si fuera poco, el también aspirante a la candidatura a gobernador de Guerrero por Morena, compró otros dos departamentos en la CDMX, con valor total de 2 millones 171 mil pesos. Se ignora de dónde obtuvo tanto dinero Pablo Amílcar, pues solo ha trabajado como burócrata y asesor en el Senado; antes fue mapache electoral durante la pasada campaña del presidente AMLO y después diputado local con licencia.
Lo incongruente, es que ambos hermanos sinvergüenzas Eréndira y Pablo Amílcar pregonen públicamente ser “defensores de la honestidad” y que “combaten la corrupción”.
A través de ciertos medios, el par de cínicos hacen linchamientos públicos contra funcionarios de otros partidos como el PRD, PRI y PAN, cuando ellos han amasado grandes fortunas en los últimos dos años como funcionarios del gobierno federal morenista.
Irma Eréndira y Pablo Amílcar, ya son latifundistas urbanos, porque son dueños de muchos bienes inmuebles tanto en la CDMX como en Guerrero, por monto de decenas de millones de pesos, y no justifican de dónde obtuvieron tantos recursos para convertirse en nuevos ricos, a no ser que se trate de lavado de dinero delito que se persigue de oficio.
La Fiscalía General de la República (FGR) tendría que investigar también a los funcionarios de la 4ª. T. Aunque no los creemos tan idiotas como para auto investigar a los de casa.
Quiérase o no, el golpe espectacular y letal que dio el periódico Reforma de la CDMX, a los hermanos Eréndira y Pablo Amílcar Sandoval, tendrá repercusiones políticas en la carrera por la candidatura de Morena a la gubernatura de Guerrero, pues ambos consanguíneos podrían descarrilar en su pretensión por abanderar a Morena para las próximas elecciones.
El presidente AMLO, quien les tiene o les tenía una “gran estima” a los hermanos Sandoval Ballesteros, después de ver las publicaciones y revelaciones (Reforma) de las propiedades de ambos consanguíneos, cambiaría su actitud y decisión en el caso de la candidatura (por esta entidad) a gobernador del partido Morena.
Precisamente, quien más arrecia mediante rabiosos ataques a través de las redes sociales desde su “cuarto de guerra” en contra de todos sus adversarios, principalmente del Morena internos y externos es el delegado federal en esta entidad, Pablo Amílcar Sandoval.
El delegado fifí, Pablo Amílcar, es quien más exhibe una voraz, desmedida y enfermiza ambiciónpor ser candidato a la gubernatura de Guerrero.
Hasta obliga Sandoval a los adultos mayores que memoricen y repitan su nombre en voz alta cuando reciben recursos ($) del gobierno federal, lo cual fue calificado como un acto ruin e indignante por diputados federales y hasta por funcionarios federales del partido Morena… Punto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario