martes, 2 de febrero de 2021

MEMORÁNDUM

 ***Mario; Buen historial político

Gerardo Ruano Cástulo

El archivo histórico es importante. Ahí encontramos testimonios interesantes. Pasajes destacables de la vida pública. Experiencias que tienen un lugar especial. Tal y como aconteció en 2005. Aquel año, dónde el PRI perdió la Gubernatura.

En abril de ese año, el PRD tuvo su primer gobernador en Guerrero. Se venían en octubre las elecciones por alcaldías y diputados locales. El PRI lucía golpeado. En Chilpancingo, por ejemplo, les había ido mal en la elección de Gobernador. De hecho, se pronosticaba que el partido tricolor perdería la capital. Pero no sucedió así. No fue así, porque el PRI TENÍA LA CARTA MAS FUERTE. Al político más rentable. Al de mayor presencia en territorio. Al más identificado con la gente. Al servidor público, con experiencia y las capacidades para hacer un buen ejercicio de gobierno. Esa carta era MARIO MORENO ARCOS. Político con brazos enormes, que supo abrazar a priistas y no priistas. Liderar un proyecto exitoso, que se vio reflejado en un triunfo amplio y contundente en las urnas. Dos a uno, en el tiempo más complicado que vivía el PRI. Con votación histórica. Pero MARIO no solo hizo la proeza de ganar. Sino que llevo a cabo un EJERCICIO EJEMPLAR de Gobierno. Una gestión completamente cercana a la gente. Las audiencias públicas fueron parte de su sello. Un sello que fue notícia nacional, en contraste con el despotismo y arrogancia que fluían del gobierno estatal. MARIO se convirtió en el político de mayor impacto en Guerrero. Se echó al hombro al PRI y lo hizo bien. Se comprometió a qué su gobierno haría mil obras en el trienio. En virtud de sus buenos oficios y afinada experiencia, gestionó los recursos y se hicieron MÁS DE MIL OBRAS. Cifra histórica en la capital. Cumplió el compromiso. Hizo hechos la palabra. Y se convirtió en el MEJOR ALCALDE de todo el estado, de aquella generación. Muchos saben, en aquella temporada, quien tenía a Acapulco hundido por la ineficiencia e ineficacia. MARIO es garantía de buen gobierno. Es garantía de inclusión. Es garantía de trabajo y servicio a ras de piso. Garantía de experiencia en la administración. Por eso, se respira qué su candidatura se ha convertido en un imán importante. Se nota que tiene magnetismo y la unidad se genera en torno a su proyecto. Su crecimiento da la sensación de que ganaría la encuesta, para liderar a la alianza formada por PRI y PRD. El archivo histórico le da el respaldo de los RESULTADOS. El inventario está a la vista de todos. Es bastante claro, que MARIO es el aspirante más serio para la Gubernatura de Guerrero. El que garantiza trabajo responsable. En aquel octubre de 2005, el mismo día que México levantó la copa mundial de fútbol sub-17, la gente de Chilpancingo votó por el político que BRILLA con luz propia y que es parte de la auténtica CULTURA DEL ESFUERZO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario