lunes, 19 de julio de 2021

*AMLO y la clase media de Acapulco

Tos un éxito la visita del presidente de la República por su paso por Guerrero, donde se dieron los escenarios tan normales que genera el primer magistrado de la nación, protestas si, reconocimientos también por la clase media. 

Cuando se expresa del éxito, esto no escapa de las protestas de que fue objeto el presidente, de ciudadanos inconformes unos con justa razón, otros quizás más dirigidos, como verticales. 

Pareciera que cuando el presidente llega a algún lugar, de inmediato divide la opinión, porque el propio presidente lo ha mencionado que le gusta que se expresen, que no se queden callados, porque él no va a los sitios a que solo le aplaudan y digan que todo está bien. 

Es evidente entonces, que al calificar de éxito la visita a Guerrero, no eximen las potestas, sino, el escenario que es muy común encontrar en buena parte del país, ya que con las revueltas que se le arman a su llegada el presidente se da cuenta que no todo marcha bien en las regiones de Guerrero. 

Con referencia a lo anterior, la revuelta es el éxito, con sus cartulinas, mantas y de más expresiones de inconformidad, y no se trata de ver al grito, al llanto o la desesperación del ciudadano como algo parte del paisaje de la clase media, sino, de que seguimos fallando. 

Pero eso sí, algo que no soporta ver u observar el presidente AMLO y lo dijo a finales del mes pasado, que la clase media sea la que sigue aniquilando a la clase media, que siga siendo utilizada por personajes que han salido de la clase media. 

Señalaba que hay políticos que han salido de la clase media y han ascendido a otra escala social, con privilegios no importándole que el prójimo se siga empobreciendo, y que al final el que salió de la clase media se vuelva el más clasista con los personajes de su origen. 

Eso es lo que no es éxito, esa superación por encima de los demás sin importar nada, por ello dijo que necesitamos la transformación no solo mejorando condiciones de vida, sino, fortaleciendo valores culturales, morales y hasta espirituales.

Siguió expresando AMLO: ‘necesitamos constituir una nueva clase media, más humana, más fraterna, más solidaria eso es lo que buscamos, debemos de voltear a ver a los desposeídos, necesitados, todos superándose, pero con sensibilidad’.   

Argumentó, que se necesita una clase media muy despierta inteligente, y muchas veces en la clase media no tiene que ver solo con el nivel académico, hay quienes tiene licenciatura, maestría y doctorado, y son muy susceptible a la manipulación.

De la clase media mencionaba han salido los grandes escritores, profesionistas, eminencias, pero siempre muy susceptibles a la corrupción de aquellos que no quieren el cambio.  

Esa clase media fue la que acompañó a AMLO en su gira en Costa Chica, Zona Centro y Acapulco, esa clase media que le enseñó su cartulina con su injusticia, pero también de ciudadanos que le agradecieron los programas que ahora ya les llegan directamente. 

La clase media de Acapulco un poco más instruida le demostró al presidente que lo siguen apoyando, sobre todo en el distrito 4 federal, donde Morena arrasó con sus candidatos, pero más que a Morena fue a AMLO. 

Quizás al presidente AMLO le haga falta que haga en Guerrero unas dos obras de impacto, de primer mundo, el tren rápido Acapulco-México, el saneamiento de las aguas residuales de Acapulco, para que el drenaje vaya a salir a unos 3 mil metros a Mar adentro, como en Barcelona. 

2 comentarios:

  1. Cierto sr. Federico, necesitamos con urgencia, un resurgimiento de nuestro hermoso Acapulco,e Ixtapa Zihuatanejo (abandonado y en ruinas, ejem. zona comercial Ixtapa, Marina Ixt. y un largo etc. en Zihua). Fortalecimiento a Taxco asi mismo el florecimiento de la riviera de la Costa Grande y Costa Chica,recordando que es una mina el turismo, que da prosperidad econòmica.

    ResponderBorrar