viernes, 2 de julio de 2021

Mayor precio del petróleo impulsa ingresos públicos

 *Finanzas se benefician del proceso de vacunación y combate a la evasión: SHCP.

Sin cumplir con la meta de ingresos petroleros y estancado el resto de la recaudación, el sector público logró en los primeros cinco meses de 2021 captar recursos por 2 billones 456 mil 520 millones de pesos. El monto es 6.7 por ciento mayor al del mismo periodo del año pasado, reportó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La dependencia atribuye el aumento a un mayor dinamismo económico que se ha dado por el programa de vacunación contra el Covid-19 y la política en materia recaudatoria, que ha buscado combatir la evasión y la elusión fiscal. Sin embargo, el alza se observa puntualmente en los ingresos petroleros y en los impuestos al consumo.

Los ingresos petroleros despegaron 86.6 por ciento respecto del año pasado, cuando la incertidumbre por la pandemia de Covid-19 desfondó el precio del crudo a un nivel abajo de cero. Ese el punto de referencia para dicha alza.

No obstante, los indicadores petroleros muestran que entre enero y mayo de 2021 se contó con un precio de la mezcla mexicana 46.3 por ciento más alto que el año pasado, pero la plataforma de exportación cayó 12.3 por ciento, la producción 2.9 por ciento en el mismo periodo y el tipo de cambio se redujo 6.6 por ciento, pone en evidencia Hacienda en los reportes de finanzas y deuda públicas de mayo.

Si bien hubo un rebote respecto del año pasado, los 363 mil 621 millones de pesos que percibió el sector público en ingresos petroleros son 31 mil 817 millones de pesos debajo de lo programado por Hacienda, de acuerdo con la información divulgada ayer. En la misma línea, los ingresos de Petróleos Mexicanos aumentaron 147.5 por ciento respecto del año pasado, pero se quedaron 53 mil 205 millones por debajo de lo estimado por la dependencia.

En general, los recursos petroleros representaron 14.8 por ciento de los ingresos totales entre enero y mayo de este año, por arriba del 8.5 por ciento al que se desfondaron en el mismo periodo de 2020. Esto permitió liberar un poco la carga que tuvieron los ingresos tributarios los que cobra el Servicio de Administración Tributaria que pasaron de 68.3 a 64.1 por ciento en los mismos periodos referidos.

Los ingresos no petroleros, que en buena parte provienen de lo que recauda el SAT por impuestos a la renta y consumo, y de las cuotas a la seguridad social, fueron 113 mil 852 millones de pesos más que lo programado, pero cayeron 0.6 por ciento, en términos reales, respecto a igual periodo de 2020. En su interior, mientras los impuestos no tributarios aumentaron 3.3 por ciento, los tributarios aumentaron 0.3 por ciento anual y 15 mil 768.8 millones frente a lo programado.

Entre los ingresos tributarios, los impuestos especiales sobre producción y servicios (IEPS) se redujeron no sólo en 21 mil 889 millones de pesos respecto de lo que Hacienda había programado para ese periodo, también lo hicieron 8.8 por ciento respecto del año pasado. La baja se acompaña de una caída de 13.4 por ciento en los IEPS a gasolina, lo que exhibe el peso que tienen los estímulos fiscales a este producto.

Aunque Hacienda destacó el combate a la elusión y evasión fiscal como una de las principales causas del avance en ingresos, el impuesto sobre la renta (ISR) también fue menor en 21 mil 907 millones de pesos al monto con el que la autoridades federales contaban para este periodo, pero aumentaron 0.2 por ciento respecto de mayo del año pasado.

Frente a la caída del IEPS y la trayectoria plana del ISR, un confinamiento más laxo hizo que los ingresos por impuesto al valor agregado (IVA) despegaran 5 por ciento respecto del año pasado. Por este impuesto se ingresaron 472 mil 572 millones de pesos en el periodo, 56 mil 680 millones más de lo estimado.

Subejercicio de gasto

Por el lado del gasto, se subejercieron 4 mil 197 millones de pesos respecto del programa. Se gastaron 2 billones 584 mil 992 millones de pesos, 4 por ciento más que el año pasado. Destaca una baja de 3.6 por ciento en los ramos autónomos, en gran parte porque el gasto hacia el Instituto Nacional de Estadística y Geografía que el año pasado levantó el Censo 2020 se redujo 73.9 por ciento.

Al mismo tiempo, hubo un alza de 14.1 por ciento en lo ejercido por las secretarías que dependen del Ejecutivo federal. Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano ejerció 213.1 por ciento más; Turismo, 205.2 por ciento adicional, y Energía, 163.9 por ciento por arriba del año pasado.

Hacienda destacó que la deuda pública se redujo a 47.7 por ciento del producto interno bruto. El déficit fue menor en 101.7 mil millones de pesos respecto a lo programado y en 27.4 por ciento real respecto al mismo periodo de 2020. Así que derivado del manejo financiero siete calificadoras han reafirmado durante este año la nota de la deuda soberana por encima del grado de inversión, comentó la dependencia.

El Reporte de Finanzas Públicas muestra que el Saldo Histórico de Requerimientos Financieros del Sector Público la medida más amplia de la deuda sumó 12 billones 352.9 mil millones de pesos, 0.2 por ciento más que el año pasado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario