lunes, 9 de agosto de 2021

Agrede paciente con Covid-19 a enfermeras y luego muere

*El enfermo de Covid-19 se puso agresivo exigiendo atención médica, debido al coraje, falleció poco después de un infarto.

Por J. Alberto Solís Loeza

Zihuatanejo, Gro 09 de agosto .-Trabajadores del hospital general “Bernardo Sepúlveda Gutiérrez”, aquí en Zihuatanejo, denunciaron que un paciente enfermo de Covid-19 se puso agresivo e intentó golpear a las enfermeras del área Covid porque “en el delirio de la enfermedad”, exigía que se le atendiera únicamente a él, por lo que tuvo que ser controlado por los doctores que se encontraban de guardia en ese momento para evitar que causara algún daño a sus compañeras; sin embargo, debido al coraje, falleció poco después de un infarto.

El domingo, una trabajadora del hospital, manifestó que el hecho ocurrió en el turno vespertino; se trató de un paciente de 73 años de edad, vecino de la cabecera municipal de Petatlán, de oficio comerciante, quien “de la nada se puso agresivo, por el delirio de la enfermedad empezó a gritar que lo atendieran sólo a él, a tirar cosas y se le fue a puñetes a las compañeras enfermeras porque a fuerzas quería que nomás a él le pusieran atención; tuvo que ser controlado por los compañeros doctores que estaban adentro del área Covid, si no, quién sabe qué hubiera pasado”.

Agregó que, lamentablemente por el estado de gravedad en que había ingresado el paciente y por el mal momento que pasó, le sobrevino un infarto y murió pese a los intentos de los médicos y enfermeras por salvarle la vida.

La trabajadora sostuvo, “nosotros como doctores y enfermeras, entendemos que requieren atención médica y para eso estamos, pero la población debe entender que los principales, los primeros en atenderse y cuidarse son ellos mismos”.

“No se vale que por andar saliendo a fiestas, a eventos políticos, a reuniones, a lugares públicos, se contagien y luego traen a sus familiares ya bien graves y nos culpen a nosotros de algo que primero la gente debió de prevenir, que es cuidarse a sí misma”.

“Nos han llegado personas que nos aseguran que se habían cuidado, que no salían de sus casas, pero luego, entre la plática sale a relucir que recibían la visita de los hijos, de los nietos, de los amigos y entonces, eso también es una irresponsabilidad si como familiares andan en la calle y luego van a visitar a sus papás o a sus abuelos que siempre se habían cuidado y los contagian, se ponen graves o lamentablemente se mueren y después nos culpan a nosotros los doctores; esta es la segunda vez que el personal de enfermeras es agredido por pacientes contagiados cuando nosotros sólo estamos cumpliendo con nuestro trabajo”.

Por otra parte, la trabajadora señaló que las autoridades de ese nosocomio continúan poniendo en riesgo la salud de todos ellos pues no cuentan con equipo adecuado para atender a mujeres embarazadas contagiadas de Covid-19 y tampoco funciona la cámara mortuoria, donde la semana pasada permaneció más de dos días un difunto por coronavirus sin refrigeración porque no sirve.

Dijo que el sábado 7 de agosto, ingresó una mujer embarazada de 15 años de edad, quien es positiva de Covid-19 pero asintomática y que los médicos decidieron ingresarla en el área de Ginecología y Tococirugía junto con el resto de las mujeres embarazadas sanas que en estos momentos también estaban en labor de parto, sin importarles ponerlas en riesgo de contagio.

Agregó que la inconformidad de algunos doctores y enfermeras es porque “a esta paciente la metieron a esa área cuando ella debió estar aislada en alguna parte del área Covid, pero ahí no hay quirófano para atender a las mujeres embarazadas y contagiadas, así que la ingresaron al quirófano como a las cuatro de la tarde del sábado y las compañeras no querían entrar porque no tienen equipo de protección adecuado, hoy domingo ya está en el área Covid, el bebé está bien, salió negativo de ese virus”.

Enseguida, la trabajadora señaló que pese a la situación crítica que se vive en el hospital por la alza de contagios del Covid-19, “nuestras autoridades del hospital no han sido capaces de arreglar la cámara mortuoria, no sirve la refrigeración, ahí estuvo dos días el cadáver de una persona que era de Petatlán y que se murió por Covid y hasta ayer (sábado) pudo venir la funeraria por él porque la familia es de muy escasos recursos”.

“La inconformidad está en que el director sabe en qué condiciones está el mortuorio y no ha sido capaz de informar de esta situación a nuestro Secretario de Salud para que se haga algo, para el director todo está siempre bien aquí pero la verdad es que no; si lo comparamos con el mortuorio del hospital del Seguro Social, en el de allá pareciera que viven pingüinos adentro, está súper fría la cámara, aquí en nuestro hospital no, se puede decir que se les da un trato inhumano a los cadáveres”.

A la pregunta, la trabajadora sostuvo que “el paciente murió de Covid-19, lo medio metieron a la bolsa y así lo dejaron ahí en el mortuorio porque no hay refrigeración, cuando vino la funeraria mis compañeros tuvieron que prestarles sábanas para poder manipular el cuerpo que con seguridad ya empezaba a descomponerse, eso es un foco de infección por donde se le quiera ver, principalmente porque no sirve la refrigeración, ni las gavetas, realmente es una pena que en todo este tiempo el director no haya podido mandar a que se arreglara y ahorita que ya casi va de salida, pues menos la va a arreglar”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario