martes, 24 de agosto de 2021

Cinco de cada 10 pesos que captó el fisco los pagaron los grandes contribuyentes

 *Los ingresos que dejaron presentaron un crecimiento de 1.2% en comparación con lo que el SAT obtuvo en el mismo periodo del 2020; los ingresos tributarios totales aumentaron 1.1%.

Los grandes contribuyentes, empresas como Coca Cola, IBM, Walmart, Femsa y similares, sin contar Petróleos Mexicanos (Pemex), dejaron una recaudación de 1.02 billones de pesos en el primer semestre del año, más de la mitad del total de ingresos tributarios de acuerdo con los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De esta manera, los ingresos que dejaron los grandes causantes presentaron un crecimiento de 1.2% en comparación con lo que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) obtuvo en el mismo periodo del 2020. La tasa de crecimiento es similar a la de los ingresos tributarios totales, los cuales fueron por poco más de 1.8 billones de pesos, 1.1% más anual.

El rubro de grandes contribuyentes es uno de los más importantes para el SAT ya que, pese a ser un padrón de apenas 12,000 causantes de los más de 78 millones de registros que hay en el fisco, representaron 55.3% de la recaudación de impuestos, es decir, cinco de cada 10 pesos que captó el fisco fueron pagados por estos causantes.

Si bien el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a través del SAT, liderado por Raquel Buenrostro, ha ejercido una mayor fiscalización dentro de este rubro, el monto que se recaudó en la primera mitad del 2021 es menor al récord de 1.19 billones de pesos (cifras al 2021) que se obtuvieron en el 2017, con Enrique Peña Nieto como presidente y con un fisco bajo la batuta de Osvaldo Santín Quiroz.

Históricamente, este rubro de contribuyentes ha dejado grandes sumas de dinero al erario público. Incluso, en el 2018, la recaudación por este rubro cayó 23.4%, pero continuó representando más de la mitad de los impuestos totales, con 52 por ciento.

De acuerdo con las estimaciones del SAT, los grandes contribuyentes tuvieron una tasa efectiva lo que realmente pagan de impuestos de 1.3% en el 2020, mucho menor a la tasa de ISR que tuvieron que pagar las personas físicas de 25.4 por ciento.

Adeudos incrementaron 45.1%

Respecto al dinero que los grandes contribuyentes adeudan con el SAT en forma de créditos fiscales, éste vio un incremento en su monto mucho mayor a la recaudación que obtuvo el fisco por el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

Al corte del primer semestre del año, la SHCP reportó un saldo de 370,648 millones de pesos como adeudos fiscales por este tipo de contribuyentes, lo que significó un incremento anual de 45.1 por ciento.

Los montos adeudados por los grandes causantes representaron 27.4% del total de adeudos fiscales que se registraron en la cartera del SAT, por un monto total de 1.3 billones de pesos.

El año pasado, en medio de la pandemia del Covid-19 y la crisis económica más fuerte desde la Gran Depresión, el SAT logró mantener la recaudación de impuestos a través del cobro de adeudos fiscales que tenían grandes contribuyentes desde años pasados y, los cuales, se encontraban en juicio.

De acuerdo con Raquel Buenrostro, el ir tras los grandes causantes, en conjunto con el combate contra la evasión y elusión fiscales, son estrategias suficientes para no sólo mantener la recaudación de impuestos, sino también incrementarla sin la necesidad de una reforma fiscal que aumente o cree nuevos gravámenes.

Fiscalización seguirá

Ante el alza que registran los adeudos fiscales y las declaraciones que han hecho tanto el presidente López Obrador como Buenrostro, expertos esperan que para el siguiente año los grandes contribuyentes continúen bajo la mira del SAT.

“El fiscalizar a los grandes contribuyentes puede ser buena idea en un inicio, porque va a recaudar en un corto plazo algo relevante, pero en el mediano y largo plazos puede ahuyentar la inversión y hacer menos atractivo al país. Se tiene que modular estas cuestiones para no lastimar de manera permanente a un sector que es el que genera empleos formales, inversión, trae tecnologíac y buenas prácticas empresariales”, dijo Manuel Aguilar, Socio Director de Baker Tilly México.

En este sentido, Karla Ortiz, coordinadora general de Comités de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (Anade), señaló que la autoridad fiscal ya cuenta con las herramientas necesarias para continuar con la fiscalización a este rubro de causantes; sin embargo, advirtió que esto debe hacerse con apego a la ley.

Los recursos que el SAT puede obtener por esta fiscalización podrán sumarse a las arcas del erario público; sin embargo, los expertos advirtieron que esta fuente de ingresos podría terminarse pronto. En este sentido, Juvenal Lobato, catedrático de la UNAM, apuntó que sí se puede incrementar la recaudación sin una reforma fiscal; no obstante, señaló que desde años atrás es necesaria una reforma fiscal integral.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario