martes, 28 de junio de 2022

FORO POLITICO

Por Salomón García Gálvez

CETEG: CHANTAJE, EXTORSIÒN Y DESESTABILIZACIÒN.

La otrora Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), perdió su esencia. Se convirtió en una vulgar camarilla delincuencial, vandálica, chantajista y con fines desestabilizadores. Patético.

 La mafia cetegista (engendro de la CNTE) está integrada por “maestros” e infiltrados, quienes pretenden desestabilizar el estado, dañando la economía, atentando contra la población y ahuyentan el  turismo.

La gobernadora, Evelin Salgado Pineda, se opone ordenar el uso de la fuerza pública contra cualquier organización por muy radical que sea. La ciudadanía se lo aplaudiría. La mandataria es pacifista.

Muchos de los líderes -embozados y cínicos- de la Ceteg, han logrado muchas prebendas: Las mejores claves, buenas categorías, en mejores sitios con aumentos para vida cara; también para sus familiares y parejas, hombres y mujeres… ¡No tienen llenadera!

El pueblo de Guerrero ya está cansado de tanto vandalismo, bloqueos a la Autopista del Sol y vías federales; destrucción a oficinas públicas por parte de esa camarilla  facinerosa que se dicen “maestros”. Son vulgares delincuentes, deben ser castigados.

Dentro de la Ceteg, anda un sacerdote –presbítero-, que despacha en Chilapa- de nombre José Filiberto Velázquez; quien mantiene estrecha relación con los “lucradores sociales”: 

-Efraín Torres, Clemencia Guevara y familiares del extinto perredista de Ahuacotzingo, Ranferi Hernández. Son  profesionales de la agitación y potentados económicamente. Pobres, no son. La “lucha social”, deja ($).

Sólo dos ex gobernadores reprimieron con la policía antimotines a los radicales cetegistas y ayotzinapos: Ángel Aguirre y Ceferino Torreblanca. En su momento, la población se los celebró. Los radicales, ya habían hartado a la población. 

Eso mismo ocurre ahora: la ciudadanía ya está harta de tantas movilizaciones radicales cetegistas y de ayotzinapos, quienes con cualquier pretexto, bloquean la Autopista del Sol, vías federales y destruyen oficinas públicas. El pueblo tiene un límite.

A lo largo de los últimos meses la gobernadora Salgado Pineda, ha atendido  demandas más prioritarias de la Ceteg, cuyos líderes han sido llevados a la Cdmx, ante la SEP; sin embargo, los radicales tienen su plan de desestabilizar Guerrero, dañando la economía con fines chantajistas.

Muchos de los “maestros”, dirigentes radicales de la Ceteg, ya ni se presentan a trabajar a las aulas desde hace meses, años; pero son bien puntuales y encapuchados para las movilizaciones vandálicas y destructoras. Cobran sin trabajar. Hasta parecen delincuencia organizada “educativa”. No les da vergüenza. Son muy cínicos… Punto. salomong11@yahoo.com.mx

No hay comentarios.:

Publicar un comentario