viernes, 3 de junio de 2022

“UN MINUTO”

HISTORIA

Anécdota hermosa:

Un hombre con muchos años de casado es impulsado por su esposa para que salga a pasear con su mamá. El llama a su madre y quedan de ir a cenar y luego al cine…

El hombre pasa por su madre, que la espera ya muy arregladita y lista…

Después de años de no estar a solas con ella, de no platicar con su madre, hay muchas cosas que contar, muchas más que recordar. Hablar de su padre ya muerto hace años y reirse de las anécdotas vividas en familia…

Son tan gratos los momentos que viven madre e hijo solos, sin quien interrumpa su convivencia, sin quien los moleste, que se les pasa el tiempo volando y pierden la función de cine, pero salen contentos, quedando de repetir la reunión en fecha próxima, pero sin fijarla, queriendo que se repita la espontaneidad de esta vez…

A los pocos días, la señora muere por un infarto y aquel proyecto de acercamiento queda trunco. Pasan los días y el hombre recibe en su casa un sobre. Es una carta de su mamá que incluye el comprobante de pago de una cena para dos personas en el mismo restaurante al que él la llevó…

“…sabía que no se iba a repetir la oportunidad y quiero que lleves a cenar a tu esposa. Jamás podrás imaginarte lo que aquella noche significó para mí. Te ama… Tu Mamá…”

¿Hermosa historia? ¿nó? Por eso es que muchas veces he dicho a quienes tienen la dicha de tener viva a su mamá, a su papá o a los dos: disfrútenlos. No sabemos si es la última vez que estaremos con ellos…

 

Es todo. héctor garcía alvarez

1 comentario:

  1. Gaaachoo, ese es un atentado contra los corazones de polloooooo sniiifffffff sniiiffffff.

    ResponderBorrar