lunes, 9 de mayo de 2011

Apatía social multiplica la corrupción

Por Jorge Luis Falcón Arévalo/ Grado Cero Press.

Atoyac de Álvarez, Gro.- Representantes de la sociedad civil en Guerrero hacen un llamado al Congreso de la Unión a actuar de inmediato para generar reformas que fortalezcan el Estado de derecho, y al mismo tiempo urgen a invertir mucho más en educación, ciencia y tecnología. Consideran que México saldrá de la situación crítica en la que se encuentra si se consolida un nuevo “pacto” en el que todos los sectores asuman compromisos verificables.
México no soporta más los niveles de corrupción que existen, afirmaron personalidades de la academia, el sector empresarial,  investigadores, escritores e intelectuales.
Exhortaron al Congreso de la Unión a actuar de inmediato para generar reformas que fortalezcan el Estado de derecho, y coincidieron en que urge generar una cultura de la legalidad, para lo cual el ciudadano debe participar más activamente en la toma de decisiones. En su opinión, es fundamental empezar a invertir mucho más en educación, ciencia y tecnología.
 El maestro universitario de la UAG, Rubén Quezada, considera que si bien existen avances en cuanto a democracia, paradójicamente también se ha retrasado su consolidación.
Advierte que no se ha alcanzado un nuevo pacto social que haga posible la convivencia política y productiva la discrepancia y la pluralidad, a lo cual se suma que hay un serio déficit de ciudadanía. “El cáncer de México es la corrupción y el desapego a la legalidad como práctica cotidiana”, lamenta el funcionario.
“La corrupción nos ha invadido, lamentablemente hemos bajado puestos importantes en corrupción a nivel internacional, eso es significativo de que la burocracia nos acaba, de que las dependencias gubernamentales acusan niveles de corrupción muy severos y es un mal endémico de México”, opina.
El doctor en turismo, catedrático de la U.A.G. Francisco Narbal Ramírez, dice que este fenómeno, sin importar el país, es una muestra de que el Estado ha sido vulnerado, y eso, en cualquier condición y todo el tiempo, será inconveniente.
Y en consecuencia, añade, “algunas de las cosas muy desagradables, dignas de ser absolutamente extirpadas de México, como la violencia y la inseguridad, están creciendo, se están desarrollando”.
El historiador y cronista Alejandro Martínez Carbajal va más allá y además de la corrupción reprocha al Estado mexicano que sea incapaz de crear riqueza y su falta de capacidad para generar oportunidades, a fin de que los jóvenes salgan de la marginación.
Y resume: “La única vía de acceso social real para alguien que nace en la pobreza es el crimen organizado, porque ni modo que le digamos a la gente pobre, ‘¡oiga, póngase a trabajar y el mercado la hará rica!’. A menos que estén locos, nadie se lo cree”.
El empresario restaurantero Francisco Díaz de León y Girón, dice que en primer lugar hay que fomentar la cultura del respeto a la ley. Se pronuncia  “Lo primero que tenemos que hacer es formar una cultura de la legalidad entre los ciudadanos y, además, crear un organismo autónomo contra la corrupción, ya que este es el problema número uno en México”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario