jueves, 1 de diciembre de 2016

EN MI OPINION

Por Enrique Guevara Ayvar
En mi opinión, todos los aspirantes a puestos de elección popular que trabajan por sus aspiraciones, vienen realizando un gran trabajo grupal desde las famosas asociaciones y otros más lo hacen desde sus trincheras, detrás de un escritorio en el que desempeñan funciones de servidores públicos y otros más en sus empresas donde no atraen la atención de los críticos convulsivos.

Lo positivo de este gran trabajo que realizan estos prospectos o aspirantes a políticos, es a todas luces positiva porque muchos de estos aspirantes a puestos de elección popular, son en su mayoría jóvenes que se suman a representantes de grupos políticos con aspiraciones mayores.
Es la misma situación que se observa en instituciones como PRD,PRI donde a la fecha se cuenta a muchos jóvenes aspirantes a puestos de elección popular que levantan la mano aun sobre políticos de prosapia que dominan el escenario y que por tal razón difícilmente darán la oportunidad a esos jóvenes que desean hacer historia en su municipio.
Pero que es lo que pasa en los partidos antes señalados, en estos partidos existen personas que tienen años haciendo fila para llegar a algún puesto de elección, ya sea regidor, presidente municipal, diputado local o federal y por que no gobernador, haciendo a un lado a las jóvenes promesas de la política que van aprendiendo a golpe mediático lo que tienen que hacer y dejar de hacer como gobernantes, y si no lo entienden ,pregunten a Duarte como la está pasando en este momento por mala administración.
Ya lo dijo la regidora Graciela González, urge que los dirigentes de su partido se pongan las pilas y arropen a los nuevos cuadros que muestran deseos de participar.
Tiene muchos pero muchos años que todo aspirante a puesto de elección popular, por lo menos en el PRI,VIENE realizando pre campañas y campañas políticas  en cualquier local o casa particular, menos bajo el cobijo del comité directivo municipal por la simple razón que no existe unidad ni cultura no ley-política que les obligue a hacerlo, lo que da a entender a su militancia que los aspirantes no tienen la suficiente confianza para trabajar en la sede de su partido ,tal vez por no creer en sus dirigentes porque no son del grupo al que le apostaron.
Gran trabajo les espera a los priistas que tienen que elegir en unas semanas más a su dirigente municipal porque de que hay elección La hay y el gran trabajo será saber a quién elegir porque hay material para escoger y si no, regresen a ver a Jóvenes como Oscar Nieto por mencionar a alguno porque de que hay material joven lo hay solo que los que deciden tienen que despojarse de criterios ancestrales que solo empañan el trabajo de los hombres que deciden por conveniencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario