martes, 13 de junio de 2017

Que la SECTUR capacite a prestadores de servicios turísticos

Se debe regularizar a tantas personas que trabajan fuera de los reglamentos como los OPCs, los vendedores de tiempos compartidos, los curricanes que venden desde boletos de lanchas para ir a playa las Gatas, recorridos familiares en lanchas comida incluida en los cuales reciben jugosos anticipos y muchas veces dejan al turismo plantado y no cumplen con lo que los curricanes les ofrecen.

Expreso lo anterior Bernardo Díaz Gaona ex Presidente de la Asociación de Propietarios de lanchas de recreo y pesca deportiva.
Agregando que las dependencias del ramo como turismo local asi como la delegación de la SECTUR estatal, deben redoblar esfuerzos para procurar la protección al turista, dando talleres y cursos dirigidos a los prestadores de servicios turísticos desde los meseros, taxistas, guías de turismo federal, lancheros para el servicio de deportes acuáticos como la banana, el buceo y snorkel para concientizarlos a que den su mejor esfuerzo para cuidar y no explotar al turismo.

Añadió que esos cursos los debe gestionar y llevar a cabo la Secretaría de Turismo del Gobierno estatal y también el federal para que tengan validez oficial.
Indicó que al turismo que llega a éste destino de playa se le debe proteger de los curricanes no permitir que sigan defraudandolos cobrarles servicios que muchas veces no cumplen como venderles recorridos o paseos en lancha por la  bahía exigiendo anticipos y dejan al turismo esperando y nunca se presentan para cumplir con el servicio prometido.
Para ello dijo que se deben hacer campañas intensas donde se le informe al turista que los boletos para traslado en lancha de una playa a otra o los paseos por la bahía estos servicios los deben de comprar en las agencias de viajes instaladas en sus propios hoteles o en las ventanillas de las cooperativas de lanchas, para que se eviten de comprar estos servicios a vendedores ambulantes conocidos también como curricanes para evitar de que sean engañados o timados por los curricanes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario