miércoles, 26 de julio de 2017

LA COLUMNA de Angel Irra Carceda

-Otra vez Xavier Olea.
-Repudian su irresponsabilidad.
-No da resultados: diputados.
Todo indica que al señor fiscal Xavier Olea Peláez únicamente le importa cuidar sus intereses.

Y que, en ese contexto, poco o nada le importa guardar respeto hacia otras instituciones.
Como ocurrió en el último tramo de la anterior administración estatal, Xavier Olea igual se conduce con una autonomía otorgada a la Fiscalía General del Estado, mal entendida.
Del Congreso del Estado se ha burlado en varias ocasiones. Y, sin embargo, continúa en el cargo tan campante.
Al seno de la Legislatura local actual, ya no saben cómo hacerle para que cumpla con su palabra o, de plano, deje la Fiscalía General.
Antes fue abogado del ex alcalde de Tlapa, Willy Reyes Ramos, cuando éste fue acusado de ordenar el asesinato del diputado federal priista, Moisés Villanueva de la Luz.
Moisés Villanueva de la Luz  y su chofer desaparecieron el 4 de septiembre de 2011, y 14 días después sus cuerpos fueron encontrados en Huamuxtitlán, y ante los directos señalamientos en su contra por este crimen, Willy Reyes Ramos contrató los servicios de Xavier Olea.
Y ahora como fiscal, ni en ese caso ni en otros ha dado resultados. Pero, en el de ex alcalde de Tlapa, más, por la millonada de pesos que le cobró.
Actualmente está hecho un lío por el Caso Armando Chavarría Barrera. Al Congreso del Estado ya le incumplió nuevamente con entregar un informe sobre el resultado de la investigación, que incluiría nombres de autores intelectuales y materiales.
Todos los diputados locales están hartos de su actitud irresponsable, soberbia e insultante.
Este martes la diputada perredista, Erika Alcaraz Sosa, sostuvo que ya es una burla el comportamiento de Xavier Olea.
Durante la sesión legislativa, se pudo palpar el descontento de los diputados por los constantes incumplimientos de Xavier Olea.
La lentitud o negligencia de la Fiscalía General en el Caso Armando Chavarría y otros no menos importantes, fue objeto de reprobación.
Cabe señalar que hay diputados que advierten una urgente reunión con el gobernador Héctor Astudillo Flores ara plantearle su inconformidad y las alternativas en busca de que la Fiscalía General ya deje de ser “una figura de ornato”.
Porque ahí están los asesinatos recientes del ex diputado local Roger Arellano Sotelo, y el de Demetrio Saldívar Gómez, ex secretario general del Comité Ejecutivo Estatal (CEE).
Y, además, el  del diputado local del PRI con licencia, Saúl Beltrán Orozco, en contra de quien aún no se ejerce acción penal por serias y directas acusaciones de homicidio, durante su gestión como alcalde de Pungarabato (Ciudad Altamirano).
Y no hay que olvidar que llegó a fanfarronear en el caso de El Tequilero, Raybel Jacobo de Almonte, líder de un grupo delincuencial en la Tierra Caliente, que presuntamente cuenta hasta con 15 órdenes de aprehensión.
Supuestamente ya lo tenían cercado y que prono esperaban aprehenderlo, dijo hace meses. ¿Y? Pues nada.
Total, que el caso de Xavier Olea da mucho de qué hablar. Y más de uno se pregunta: ¿pues de dónde está agarrado que sigue como fiscal?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario