viernes, 25 de agosto de 2017

OPINION

Rendición de cuentas
Por Manuel Tello Zapata
Intensa actividad sostuvo durante las últimas dos semanas, la Auditoría General del Estado y su titular, Alfonso Damián Peralta, quien recibió en sus propias manos los informes del primer semestre 2017. Finalmente solo unos pocos ayuntamientos no cumplieron con este compromiso, pero la gran mayoría lo han hecho en tiempo y forma, como resultado de los cursos de capacitación a funcionarios de los tres niveles, que la AGE ha cumplimentado.

La Diputada local y Presidenta de la Junta de Coordinación Política, Flor Añorve Ocampo, entregó personalmente la cuenta pública del poder legislativo, dando cumplimiento a la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas. La legisladora expuso que todas las instituciones deben cumplir con esta en tiempo y forma, acorde a las exigencias que requiere la ciudadanía. Dijo que en consecuencia, el Congreso ha aprobado nueve leyes de transparencia y anticorrupción, y se abrió la nueva página de internet, donde se dará  difusión al manejo de los recursos públicos.
El Auditor General Alfonso Damián Peralta por su parte, reconoció el interés de del Congreso local para entregar su informe, con lo que muestra su interés en coadyuvar a la transparencia y rendición de cuentas. Reconoció que en el presente semestre la gran mayoría de los ayuntamientos, paraestatales y los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, cumplieron con la entrega de su informe, lo que es nuevo y debe ser permanente.
Por otra parte, a propuesta de la diputada Silvia Romero Suárez, a quien felicitamos por haber cumplido un año más de vida, el Congreso exhortó al Ejecutivo federal, para que ordene a la SCT que realice revisiones al servicio del autotransporte de turismo y garantizar que los pasajeros tengan seguridad, desde el momento en que abordan un autobús.
Molesto y alterado por la circunstancia, el diputado de Movimiento Ciudadano, Ricardo Mejía Berdeja, reiteró el miércoles anterior en la sesión de la Comisión Permanente, que el Fiscal General del Estado, Javier Olea Peláez, se burló del Congreso, del pueblo y del gobierno, cuando al comparecer el pasado 26 de junio, dijo que entregaría un informe con la identidad de los autores materiales e intelectuales de quienes asesinaron al Presidente del Congreso, Armando Chavarría Barrera. El Fiscal incumplió totalmente con su ofrecimiento porque no entregó ningún nombre de los asesinos, sentenció el legislador.
¿SE HUNDE EL PRD?
En lugar de que se reduzcan las diferencias de opinión al interior del Partido de la Revolución Democrática, se ensanchan y dificultan la unidad, por lo que cada cual rema por donde le da la gana y debilitan a su partido, que podría sufrir un revés fulminante en el 2018 por este tipo de diferencias que hoy parecen abismales e irreductibles.
Desde que los llamados “Chuchos”, asumieron el poder nacional del PRD, se convirtió este en un partido cupular, donde las grandes decisiones se toman desde lo más alto del poder interno, sin escuchar la opinión de las bases y dirigencias de los Estados. 
Es así como la dirigencia nacional, molesta por los desaires y la prepotencia con las que se dirige hacia ellos Andrés Manuel López Obrador, decidieron conformar un Frente Amplio donde se incluya a la derecha representada por el Partido Acción Nacional. En Guerrero la gran mayoría de los perredistas están de acuerdo, no en apoyar a AMLO en el 2018, sino en rechazar una alianza o coalición con el PAN.
Seguramente en muchas entidades sucede lo que en nuestro Estado, pero a la dirigencia nacional no parece importarle gran cosa esta diferencia de opinión; a grado tal, que la segunda de a bordo: Beatriz Mojica Morga, sentenció que quienes apoyen al Peje, pueden irse a la hora que gusten, las puertas del partido están abiertas.
Aunque una alianza entre la izquierda y la derecha (PRD y PAN) no es nueva, ya se ha hecho y se ganaron con ella algunas gobernaturas, en el caso de la Presidencia de la República las cosas son diferentes, porque sabido es que con el triunfo, el PAN se adueña del poder sometiendo al  PRD escatimándole la designación de cargos y distribución del mando público.
Es necesario que la dirigencia nacional perredista establezca un diálogo abierto en Guerrero con las fuerzas de su partido; que les digan que la alianza con el PAN no es algo seguro y que irán a la elección del 2018 con un candidato surgido de sus propias filas. Los perredistas deben mostrar amor a su camiseta y no irse en forma convenenciera con López Obrador, pero la dirigencia nacional debe escuchar sus quejas y atenderlas. Punto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario