miércoles, 6 de septiembre de 2017

MEMORÁNDUM

*** Liderazgo histórico.
Gerardo Ruano Cástulo
Adolfo Calderón Nava, se encuentra en la recta final de su gestión en la Dirigencia Estatal del SUSPEG. Por sus hechos, saldrá por la puerta grande. Podrá caminar por las secciones de su sindicato, con la frente en alto. Sin duda, su liderazgo ha hecho historia.

En 40 días, prácticamente, arranca el proceso electoral para elegir a su sucesor. Y lo que se ve en el SUSPEG, es a un líder fuerte. Un líder que ha sabido cumplir, con lo que ofreció en campaña. Nunca hizo promesas vanas. Sus discursos fueron francos y concretos. Se propuso encabezar una gestión con sello responsable. Hoy, los hechos dan la certeza de que ha trabajado en esa ruta.
Le ha tocado vivir un momento crucial en la vida de la organización sindical. Porque su candidatura emerge, justo cuando el SUSPEG requería de un gran proyecto de unidad. De un liderazgo con la visión y capacidad de emprender el proceso de reconciliación. De reencuentro de los suspegistas. De cerrar, la página de vicios y dudosos manejos. Emprendiendo, en cambio, una gestión transparente y honesta.
La construcción de una candidatura única lo ha puesto en la historia de su sindicato; así como, haber sabido manejar los tiempos y circunstancias, con responsabilidad y determinación. Ha logrado construir por la vía del dialogo. Apostando primero al trabajo y desarrollo. 
En consecuencia, los logros se han venido generando. No es casual, la gran amistad que le une al Gobernador, Héctor Astudillo Flores.
Creo, que Adolfo Calderón está cerrando bien su ciclo. Una magnífica relación con las dirigencias seccionales. Un trato digno y de respeto con las autoridades. Un saldo de buenos resultados. Y sobre todo, con una cosecha de grandes amigos.
EN TANTO. Viene con todo y creciendo el movimiento que respalda la futura candidatura del Secretario de Previsión Social del SUSPEG, David Martínez Mastache. Muy lejos, se ven otros, que han expresado su deseo de participar en el proceso electoral por la Dirigencia Estatal.
Mastache, como le conocen con afecto, tiene presencia en todas las secciones activas del sindicato. En casi todas, para no decir todas, posee estructura para trabajar y ganar en los comicios.
Sin padrinos. Los grandes consensos alcanzados, son fruto de trabajo honesto y responsable. De su calidad humana. Ese es el punto.
Y POR CIERTO. En México, se han incrementado las empresas que tienen certificación en el manejo de los residuos, léase basura. Se habla de por lo menos una docena de éstas. No es casual, que alrededor del 30 por ciento de los municipios del país, hayan adoptado la concesión de éste servicio, en aras de dar una mejor imagen a sus ciudades y poner el tema en manos de los expertos.
En Chilpancingo llevamos años padeciendo por el problema. Siendo honestos, el asunto nos ha rebasado. Con justa razón, el alcalde, Marco Antonio Leyva Mena, ha planteado que se requieren poco más de 250 millones de pesos para dar solución. Dinero que no hay. Pero, lo que si debe haber, es verdadera voluntad para entrarle al tema.
La palabra concesión, no debiera asustar a nadie. 
Hoy se paga más por servicio el arbitrario de los de la basura jefa y la falta de cobertura. Lo padecemos también, en contaminación ambiental y daños a la salud.
Sería sano discutir el tema. Algún día, se tiene que hacer. ¿Vale la pena posponerlo?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario