viernes, 11 de mayo de 2018

Con el asesinato de tres soldados los criminales han afrentado al Estado Mexicano: Sedena

-Despidieron en Iguala a los caídos en Coyuca de Catalán.
-“Partieron con honor”, dijo el gobernador Héctor Astudillo.
Iguala, Gro., mayo 10 del 2018 (IRZA).- El asesinato de tres soldados en Coyuca de Catalán, donde tres más resultaron gravemente heridos, “es una afrenta al Estado Mexicano y a sus instituciones”, advirtió el subsecretario de la Defensa Nacional, Roble Arturo Granados Gallardo, al encabezar aquí la ceremonia luctuosa en su honor, en compañía del gobernador Héctor Astudillo Flores.

El militar también sentenció: “actuaremos con la ley en la mano e irrestricto respeto a los derechos humanos para que en coordinación con autoridades civiles, se dé con los responsables (del ataque) y sufran el castigo que la ley establece”.
Al homenaje póstumo efectuado en las instalaciones del 27 Batallón de Infantería, de esta ciudad, acudió el gobernador Héctor Astudillo Flores; el comandante de la Novena Región Militar, Germán Javier Jiménez Mendoza; el secretario de Seguridad Pública del estado, Pedro Almazán Cervantes, entre otros.
Ante las familias de los tres soldados asesinados, Granados Gallardo manifestó su pésame e indignación a nombre del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y del general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional.
“Sabemos el dolor que les causa la pérdida de sus seres queridos, aflicción que hacemos nuestra en estos momentos. Por esos héroes que dieron ejemplo de valentía debemos redoblar esfuerzos para garantizar la seguridad que merecen todas las familias mexicanas”, expuso.
Reconoció la valentía de los tres soldados que entregaron su vida a la patria al caer en cumplimiento de su deber y a sus familias les refrendó el respaldo del gobierno federal. A los tres soldados heridos les deseó pronta recuperación.
“No hay calificativos para aquellas personas que sin escrúpulos y deliberadamente agreden de manera cobarde a quienes sirven con honor a los mexicanos”, expuso el subsecretario.
Afirmó que ese tipo de actos no pueden ni deben permitirse, los cuales significan “una afrenta directa a las instituciones, a todo el Estado Mexicano”.
“Sabemos los peligros y dificultades a la que nos enfrentamos, pero somos conscientes que México hoy más que nunca requiere de sus fuerzas armadas”, agregó el mando militar durante su mensaje.
En su oportunidad, el gobernador Astudillo Flores dijo que aun cuando es fácil decirlo, pero difícil aceptarlo, estos tres héroes dieron su vida enfrentando el problema de la criminalidad en el estado. “Los soldados que fueron abatidos han partido con honor, con dignidad y enorme patriotismo, por ello el gobernador los abraza, se solidariza con sus familias y estamos pendientes de ustedes para ayudarles en todo lo que esté a nuestro alcance”.
La Banda de Guerra del 27 Batallón de Infantería entonó el toque de silencio pieza que se toca ante soldados caídos en combate-, mientras un escuadrón de fusilería hizo disparos de salva al aire.
Las banderas de México que cubrieron los féretros de los tres soldados (el teniente de Infantería, Pedro Chávez González; el sargento segundo Patricio García Hernández, y el cabo Jaime Bernal Jiménez) fueron entregadas a sus familiares como un gesto de gratitud por el servicio brindado a la patria. De esa manera fueron despedidos de las instalaciones del 27 Batallón de Infantería con base en esta ciudad, para ser sepultados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario