lunes, 3 de septiembre de 2018

Sigue siendo peligroso el socavón registrado en Coyuca de Catalán

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro., septiembre 02 del 2018 (IRZA).- El socavón registrado en la comunidad de Pinzán Morado, municipio de Coyuca de Catalán, tendría su origen en los túneles de una mina abandonada.

Eso tendrá que confirmarlo el estudio de mecánica de suelo que inició esta semana personal especializado del Servicio Geológico Mexicano y de un Clúster Minero de la empresa “Media Luna”, quienes utilizan tecnología sofisticada.
De acuerdo con el secretario de Protección Civil del gobierno estatal, Marco César Mayares Salvador, el estudio terminaría entre 20 y 25 días. En tanto, 30 familias fueron reubicadas, cuyas viviendas están asentadas en el polígono de riesgo.
También suspendieron labores en dos escuelas ubicadas cerca de la zona afectada, confirmó el funcionario, quien agregó que a las familias reubicadas se les han entregado insumos para su estadía temporal en hogares de familiares.
Esa comunidad cuenta con aproximadamente 250 viviendas y cuatro escuelas, de las cuales dos se encuentran en zona de peligro.
El socavón tendría su origen en una mina
Mayares adelantó que el socavón podría deberse a una mina que hasta hace 35 y 50 años era explotada. Contó que la empresa minera, la cual tenía una concesión por 100 años, abandonó los trabajos de extracción de metales, particularmente mineral de oro.
No obstante, de manera ilegal pobladores continuaron con la explotación de minerales sin el equipo adecuado y sin conocimientos técnicos que provocaron un debilitamiento en la estructura, lo cual constituye un delito.
“Todos los días sacaban entre 14 y 21 metros cúbicos de material”, dijo, lo que equivale a la capacidad de tres camiones de volteo por día.  “Es una mina con bastantes cavidades, desafortunadamente debilitaron los pilotes que cargan”.
Explicó que los pobladores y autoridades de Coyuca de Catalán propusieron rellenar el socavón, no obstante, autoridades y especialistas geológicos determinaron estudiar el hundimiento para saber qué podría pasar en el futuro y evitar más riesgos.
Los estudios geológicos
Mayares Salvador informó que el Clúster Minero de Media Luna cuenta con un escáner y equipos de última tecnología que pueden determinar el comportamiento de la tierra en Pinzán Morado.
Dijo que inicialmente el socavón tenía un diámetro de 4 por 2 metros, pero en 20 días aumentó a 11 por 13 metros, derivado de las lluvias y movimientos naturales.
Agregó que personal de PC ingresó al socavón mediante rapel, pero no pudo llegar al fondo porque la zona es insegura. “No sabemos si al momento de ingresar pueda caer un macizo del terreno y generar daño a las personas”.
Por eso el personal del Servicio Geológico Mexicano utiliza equipo especializado en perforación para determinar el nivel de riesgo de la zona, en donde han elaborado un mapa en tercera dimensión y se usan drones para delimitar el área.
El resultado de estos estudios determinará si el terreno de la comunidad Pinzán Morado es seguro para habitar; sin embargo, se negó a precisar si ya se analiza la reubicación total de la comunidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario