lunes, 1 de octubre de 2018

MEMORÁNDUM

***A recuperar el tiempo
Gerardo Ruano Cástulo
El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, definió sin medias tintas el desarrollo de la última gestión municipal en Chilpancingo, fue “tiempo perdido”. La capital no se movió ni un milímetro hacia adelante. 

Invitado a la toma de protesta del alcalde Antonio Gaspar Beltrán y su cabildo, en el Auditorio sentimientos de la nación, el mandatario estatal expresó su deseo y voluntad de sumar esfuerzos. “El origen puede ser distinto; pero el objetivo es el mismo”; de esa manera, le tendió la mano al nuevo presidente municipal; a efecto de avanzar en los retos y desafíos enormes que tiene Chilpancingo. 
La situación de la capital, hoy es dolorosa, el Gobernador no es indiferente a ello. Su gobierno, le ha apostado a la inversión. Ejemplo de esto, es la construcción y reconstrucción histórica de escuelas en la capital. Nunca, una administración estatal había invertido de esa forma en infraestructura educativa. Ahí está el puente elevado, llamado de Chichihualco, que indicó, estará funcionando en diciembre. Las obras de imagen y recuperación del río huacapa, también podrían estar listas para fin de año. 
El gobierno Astudillista le ha tendido la mano a Chilpancingo. Con mayor razón, cuando el Gobernador es originario de la capital. El tema, es que debe haber voluntad de ambas partes. Verdadera suma de esfuerzos. Dejar a un lado los colores de partido y poner por delante los objetivos de los capitalinos. 
Toño Gaspar, como se conoce al alcalde de Chilpancingo, ha mostrado toda la disposición para apostar a la suma de esfuerzos. Mensaje sumamente positivo, fue la presencia del Gobernador en su asunción. Y mayormente, que el mandatario le haya expresado puntos específicos en que podrían avanzar juntos, cómo es el caso de la disposición final de los residuos y el mejoramiento de abasto de agua. 
El punto es recuperar el tiempo perdido. El Gobernador ya ha dispuesto la acción, por medio de CICAEG, del bacheo emergente, para tapar 4 mil baches en la ciudad. Su presencia en la toma de protesta es magnífico mensaje. 
La voluntad expresada por el alcalde capitalino es positiva; acorde al nivel de expectativa que está depositada en su gestión. Existe enorme deseo de que le vaya bien a Toño Gaspar. Porque si le va bien, le van bien a Chilpancingo. 
No hay tiempo que perder. En eso hay coincidencia. Y de entrada, ese es el mejor mensaje que se puede enviar a Chilpancingo; un pueblo que espera un trienio con resultados positivos. 
No hay tiempo, que perder...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario