lunes, 18 de febrero de 2019

Anuncian demolición y reconstrucción de las oficinas de la SEG en Chilpancingo

Chilpancingo, Gro., febrero 17 del 2018 (IRZA).- Esta semana podrían  iniciarse los trabajos de demolición de las oficinas generales de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), ex Ineban, y de manera inmediata su construcción, informó el secretario de Educación en el estado, Arturo Salgado Urióstegui.

El funcionario informó que el gobernador Héctor Astudillo Flores está gestionando un “recurso adicional” y que es un hecho que la entidad contará con unas oficinas propias de la SEG).
Se pretende que el inmueble reconstruido albergue a los alrededor de 2 mil 800 trabajadores, quienes ahora habrán de eficientar los trámites administrativos con el uso del internet y agilizar las peticiones de los trabajadores de la educación.
“Que no nos volvamos burocráticos, sino expeditos y rápidos. El trabajador podrá hacer algunos trámites desde su casa, desde su centro de trabajo; mandar por internet, por ejemplo, su solicitud de licencia sin goce de sueldo, y nosotros les estaremos contestando al otro día que se autoriza su expedición”, adelantó.
Salgado Urióstegui señaló que son alrededor de 25 oficinas alternas que se rentan para las áreas de la SEG en esta capital y generan un gasto considerable. La CETEG asegura que 50 y que se pagan más de 2 millones de pesos al mes.
Consideró también que el personal que trabaja en la SEG merece un lugar digno, que sea emblemático y sea ahí donde se tenga que hacerse los trámites de los que dependen los trabajadores de la educación en la entidad.
Aseveró que todos los estados de la República tienen oficinas propias, a excepción de Guerrero. “Con eso mostramos nuestra desorganización, y seamos honestos y sinceros, nos lleva a un trabajo improductivo (sic)”.
El ex Ineban (Instituto de Educación Básica y Normal) ubicado sobre la avenida Rufo Figueroa, al sur de la capital, fue cerrado desde el 2014 cuando estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa lo tomaron para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos ese año en la ciudad de Iguala, y más tarde por un grupo de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG).
Tiempo después el edificio fue declarado por Protección Civil y una inspección del investigador en estructuras Roberto Arroyo Matus, como inhabitable, y emitieron la recomendación de reforzar algunas áreas del edificio central, que cuenta con más de 40 años de vida.
Desde hace más de un año una fracción de la Delegación DIII(16)02 se instaló en plantón indefinido en el estacionamiento del edificio para demandar su reconstrucción y el regreso de las áreas a un solo edificio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario