miércoles, 22 de mayo de 2019

Familiares de pacientes del ISSSTE tomaron las oficinas del superdelegado Pablo Amílcar

-Se quejan de la pésima atención médica.
Chilpancingo, Gro., mayo 21 del 2019 (IRZA).- Familiares de derecho habientes del ISSSTE que necesitan hemodiálisis, tomaron las oficinas de la Secretaría del Bienestar donde despacha el superdelegado del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, en protesta porque les informaron que se suspendía el servicio subrogado que estaban recibiendo esos pacientes.

Este martes antes del mediodía, unos treinta familiares de más de 70 derecho habientes del ISSSTE llegaron a las oficinas donde despacha Sandoval Ballesteros, en la colonia Burócratas, al sur de esta ciudad y realizaron la protesta a las afueras de esas instalaciones.
Ahí dieron a conocer que en la clínica del ISSSTE no hay posibilidad de atender a esas personas que requieren de hemodiálisis, por lo que se subrogó el servicio a una clínica particular que se encuentra cerca del monumento a Las Banderas.
Señalaron que la semana pasada, a través de un oficio les notificaron que ese servicio a través de esa clínica privada se suspendía pues se iban a revisar las condiciones del contrato.
Indicaron que pidieron al director José Antonio Perea Saavedra que les indicara entonces en qué clínica iban a recibir el tratamiento al que tienen derecho sus familiares y que no les ha dado una respuesta, por lo que pidieron la destitución de este funcionario del ISSSTE.
Señalaron que el director José Antonio Perea no resuelve ninguna de las demandas de los derecho habientes, como  medicamentos y condiciones dignas de atención médica.
Informaron que solicitaron también la intervención del delegado del gobierno federal, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, pero que no atendió su reclamo.
Cecilia García, familiar de uno de los pacientes que requiere de hemodiálisis, criticó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador haya prometido un país diferente y que al contrario “estamos caminando hacia atrás”.
Manifestó que como trabajadores les descuentan de sus salarios las cuotas del ISSSTE y que no reciben los beneficios a los que tienen derecho, y “ahora nos están quitando la atención médica a nuestros familiares y no lo vamos a permitir”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario