jueves, 15 de agosto de 2019

MEMORÁNDUM

Gerardo Ruano Cástulo
***Mario; buena hoja de servicio
Dicen que los liderazgos valiosos se miden en la adversidad. En los momentos de crisis. Cuando el agua llega hasta el cuello. Donde la pendiente es sumamente inclinada. Una circunstancia de esa índole, le tocó vivir al ahora Secretario de Desarrollo Social del Gobierno del Estado, Mario Moreno Arcos, cuando fungió como alcalde capitalino.
Le correspondió enfrentar la emergencia y gigantesca contingencia generada por las tormentas Ingrid y Manuel. Desde el primer momento se le vio encabezando la coordinación de las acciones en el municipio. Puntual seguimiento a las zonas mucho más afectadas. El escenario era desolador. Inundaciones y el encauzamiento del río huacapa colapsado. Los movimientos de Mario Moreno, en aquel entonces, fueron diligentes. Estableció coordinación estrecha con gobierno federal y estatal. Se priorizó atención a damnificados. Y las tareas de limpieza y desazolve se pusieron en marcha. El recuento de los daños era incalculable. Se veía lejano el día de la recuperación de la normalidad. La pérdida de una arteria como el encauzamiento del río, era ejemplo del impacto del fenómeno y de que la recuperación se veía a kilómetros. En aquel momento, se vio a un alcalde aplicado en sus tareas. Su participación fue importante para encontrar el camino hacia la recuperación. Y no fue cuestión de décadas para que la vida tomara curso normal en Chilpancingo. Mario Moreno respondió bien ante la crisis. Se vio su calidad y experiencia. Fue palpable su madurez en el servicio. Y en la misma tónica se inscribe su trayectoria política. Cargos en los que ha tenido la oportunidad de servir, lo ha hecho entregando siempre buenos resultados. Lo hizo en sus encomiendas como diputado. Lo hizo bien como alcalde. También lo hizo como delegado del ISSSTE. Y ahora, como titular de la SEDESOL de Guerrero, no es la excepción. Su liderazgo es palpable en el ambiente. Los programas que maneja tienen impacto en todas las regiones. Uno de ellos, de gran impacto social, es el denominado “un cuarto más”, que en muchas de las giras encabezadas por el Gobernador, ha dejado constancia de las cientos de familias beneficiadas. Un programa de gran impacto social. De apoyo directo a la gente. De gran ayuda en el tema de la vivienda. Importante aquí, el tacto de Mario Moreno, para generar convenios con los alcaldes, a efecto de que el programa tenga mayor cobertura. Llegue a más Guerrerenses. Como sucedió recientemente, con el alcalde de Teloloapan, que se ha subido en apoyo al programa, para que sumando esfuerzos, se cristalicen 100 acciones de un cuarto más. Ahí se ve el tacto y habilidad del Secretario de Desarrollo Social. No se trata de la simple operación de programas y acciones; sino de qué forma, se hace posible su expansión. Que la eficiencia y eficacia sea la regla. Que los índices de coordinación con los distintos niveles de gobierno se fortalezcan. Que se potencialicen los recursos. Ahí se ve el magnífico liderazgo de Mario Moreno. Se aprecia en su trabajo diario. En la calidad de los resultados. Y por supuesto; en su calidad humana. Por algo, y muchos lo saben, se le ubica en la ruta de 2021. Es garantía de atención y servicio. Garantía de trabajo responsable. Tiene la experiencia y la capacidad. Lo dice su hoja de servicio. A prueba de tempestades.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario