viernes, 22 de noviembre de 2019

FORO POLITICO

Sucesión 2021: Nada Para Nadie
Por Salomón García Gálvez
En la lógica política, todos los que se mencionan como aspirantes a la candidatura a gobernador de Guerrero, debieran poner freno a su encubierto proselitismo y dedicarse a cumplir bien su trabajo y dejarse de calenturas fuera de los tiempos.

Manuel Añorve (pri), Félix Salgado (morena), Luis Walton (mc), Beatriz Mojica (prd), Nestora Salgado (morena), Pablo Sandoval (Morena) y Adela Román  (morena), son los aspirantes que más mencionan las encuestadoras. 
Todos debieran poner un alto a su proselitismo; hay asuntos más importantes qué resolver para bien del estado de Guerrero.
Patético el espectáculo que exhibe la ex candidata perredista -perdedora a la gubernatura-, Beatriz Mojica, quien arremete contra quien le ganó la pasada elección (2015) de manera contundente: Héctor Astudillo Flores, quien ahora se encuentra en el sitio número 12 a nivel nacional como uno de los mejores gobernadores del país.
La señora Mojica, seguramente quedó muy traumada luego de sufrir aquella derrota; no le da la vuelta a la hoja, y también arremete furiosamente contra los ex alcaldes de Chilpancingo y Acapulco, Mario Moreno Arcos y Luis Walton Aburto. 
Doña Beatriz, debe ser atendida por algún psicólogo pues no anda bien de sus facultades; es agresiva crónica. Mojica, utiliza pésima estrategia: golpea a sus adversarios en el supuesto de que así crecerá políticamente, pero al mismo tiempo elogia al presidente AMLO. 
El mandatario nacional odia a todos los perredistas, hasta a los tránsfugas, incluido Félix, “El Toro sin Tuercas”, a quien ya detesta y ni por chiste deja que se le acerque.
Un buen político y servidor público, es aquel que hace bien su trabajo, con puntualidad y esmero; que es ordenado y que da buenos resultados para su comunidad. Esa es la clave: el buen trabajo; de allí se deriva el éxito. Lo demás viene por consecuencia. 
Mal se ven aquellos políticos apáticos, wevones, corruptos y peleoneros, que andan desesperados por agarrar otro hueso al costo que sea; o que descuidan su trabajo por andar de calientes en la grilla. 
Finalmente la gente califica o descalifica. Cada elección es un examen o escrutinio que la ciudadanía les hace a los candidatos -al cargo que sea-. Falta mucho para el banderazo del arranque de la sucesión 2021. Así que a trabajar todos… ¡A chingarle pal^ maíz!
AGUIRRE-AÑORVE: VUELVEN AL REDIL.
Hace ocho años (2011) eran “acérrimos” adversarios políticos: uno era candidato de una coalición de izquierda (Ángel Aguirre Rivero: PRD, PT, Convergencia), y el otro (Manuel Añorve Baños: PRI, PVEM, Panal). 
La gubernatura la ganó “El Ángel de Guerrero”. Perdió el PRI en Guerrero, por primera vez en su historia y Aguirre se alzó con la victoria.
Hace apenas 48 horas, y luego de un “rompimiento político”, los primos: Aguirre y Añorve, se reencuentran felices en su natal Ometepec. Cortan un listón e inauguran un Cinèpolis. Se saludan, se abrazan y besitos para todos lados. Pareciera telenovela del canal de las estrellas. La política es todo un show.
Muy atrás quedaron los descalificativos, los denuestos y ataques durante aquellas ríspidas campañas políticas, luego que Aguirre Rivero había sido desplazado de la manera más vil por los caciques más cabrones del tricolor quienes le negaron la candidatura a gobernador. Ángel, se fue con el PRD y le ganó al PRI, con… ¡La ayuda de priistas y aguirristas leales!... Así fue la película por aquellos días.
Hoy, Aguirre y Añorve están unidos como al principio; las circunstancias los unen. El escenario es muy diferente al de los años 2011 y  2015. Ángel, no se sabe si buscará algún cargo de elección; pero jugará un roll diferente. Es un importante activo político en el PRD, donde es jefe de tribu.
El espectro llamado Morena y sus chairos, peje-zombis y fanáticos desatados, hará unir a los otrora grupos antagónicos dentro PRI, PAN, PRD y del resto de partidos de la chiquillada. 
Sin duda van contra el partido propiedad del presidente AMLO, a quien tratarán de abollarle la corona durante la elección intermedia. 
Es la prueba de fuego del PRI, que intenta renacer de entre sus cenizas. Si creen que el dinosaurio está moribundo, se equivocan rotundamente. El PRI vive. 
La feroz guerra intestina que actualmente vive Morena a nivel cúpula y el resto de las entidades del país incluido Guerrero, tendrá fatales consecuencias durante la próxima elección intermedia… Al tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario